15 DISCOS QUE TIENES QUE ESCUCHAR ANTES DE MORIR. 13.- I’m wide awake, it’s morning – Bright Eyes

13 I'm wide awake its morning

13. – I’m wide awake, it’s morning – Bright Eyes (2005)

Una lección de folk y emotividad

 

La palabra “Folk” no es común encontrarla en nuestro vocabulario y si buscamos en nuestro reproductor musical favorito es probable que no encontremos más de 10 temas de este género.

Fuera de que el Folk está relacionado íntimamente con el folclore (de ahí su nombre), con lo típico de cada país, no tiene una línea fija, no tiene instrumentos que lo caractericen, no busca un reconocimiento a grande escala como lo hacen los artistas pop y algunas bandas de rock y por lo general no tiene disquera que los maneje, el folk es independiente y por lo tanto desconocido.

Pero yo lo conocí gracias a los Bright Eyes y su “I’m wide awake it’s morning” un disco cuya calidad logró romper los paradigmas del Folk colocando al primer sencillo de este álbum, en la posición #2 de las listas de popularidad norteamericanas.

Este disco, séptima placa de la agrupación comandada por Conor Oberts, nos demuestra que no son necesarias las guitarras eléctricas, las grandes pedaleras, las baterías poderosas y miles de efectos para crear un álbum genial, maravilloso. El alma de este disco son las guitarras acústicas, casi artesanales y los arreglos de viento, unidos de excelente forma mediante letras que son en verdad poesía.

El álbum comienza con ‘At the bottom of everything’ tema que con sólo tres acordes y un rasgueo veloz nos cuenta la historia de dos personajes en un avión que se está desplomando.

Lee también:  Belle And Sebastian está buscando la portada de su nuevo Ep

Le siguen dos temas que forman un combo muy reflexivo: ‘We are nowhere and it’s now’ y ‘Old soul song (for the new world order)’. En el primero, Orbest critica el modo y ritmo de la vida actual y en el segundo intenta buscar una solución, creando una melodía que pueda darle un nuevo orden al mundo.

La melancolía vuelve con ‘Lua’, tema de desamor y vacío existencial que de seguro todos hemos sentido (o sentiremos) alguna vez. Este tema fue el primero de una disquera independiente en colarse entre los más exitosos de las listas de popularidad, siendo una hazaña en aquel entonces.

La siguiente canción ‘Train underwater’ es sobre una pareja que se da un tiempo y él pide que ella vuelva, que despierte de nuevo y vuelvan.

‘First day of my life’ es el track que suena después, es sin lugar a dudas una de las más grandes canciones de amor escritas en los últimos tiempos, ideal para escucharla o, por qué no, dedicarla a esa persona especial.

Seguimos con ‘Another travellin’ song’ tema que , como su título lo dice, escribió Orbest cuando viajaba a dar un concierto, describe su sentir, sus pensamientos y todos esos detalles que nosotros pasamos por alto sobre las giras artísticas, es un tema energético y acompañado de gran manera por violines en el fondo.

Dando un giro drástico y trágico, nos encontramos con la canción más reflexiva y triste de esta placa, ‘Landlocked blues’ es una despedida que nadie quiere decir, es aceptar que una historia termina y es hora de marchar “si tú te vas, yo me iré pero antes dime cual camino tomarás, no quiero arriesgarme a que nuestros senderos se crucen algún día…”. Acompañado por la voz de Emmylou Harris, este tema es dolorosamente bello.

Lee también:  Mira "Dharma", el nuevo video de Ramona

‘Poison oak’ continúa con el mismo mood, es un tema desgarrador y denso, extrañar a alguien que ya no volverá.

Afortunadamente el trance se corta con el último tema, ‘Road to joy’ es la pieza más alegre del disco, su linea central es una interpolación de la ‘Oda a la alegría’ de Beethoven y el tema va creciendo y creciendo hasta llegar a una explosión sonora, de vientos, percusiones y guitarras cerrando de manera energética un gran disco, cuya grandeza radica en sus letras y en los sentimientos que nos transmite.

“I’m wide awake it’s morning” no tiene el reconocimiento que merece, a pesar de que la revista Rolling Stone lo colocó en la posición #50 de los 100 discos de la década de los 2000’s, fue un álbum que inspiró a bandas como los Fleet Foxes, Bon Iver y Beirut a tocar folk, a revivir este género que alcanzó su auge en los 60’s de la mano de Bob Dylan, una producción cuya letras y música hacen poesía, un material que cumple a la perfección con la finalidad de la música: transmitir emociones, un álbum que debes escuchar antes de morir.

Términos de búsqueda:

  • discos que hay q escuchar
  • los discos que hay que escuchar antes de morir

Compártenos tu opinión:

share on: