#20ReCT25 Café Tacvba celebrando a lo grande en Toluca

image

El sábado pasado, una de las agrupaciones consentidas del rock mexicano, llevó su fiesta de aniversario a la fría “Toluca la Bella” siendo el CIECEM el foro elegido para tal evento.

25 años de carrera se dicen fácil, la parte difícil y más importante está en mantenerse vigentes y sobre todo mantener el cariño y respeto de la gente además de la conquista de nuevas generaciones.

Dentro de este vigésimo quinto aniversario de Café Tacuba, también celebrábamos 20 años de un disco innovador, atesorado y pilar del rock en español:Re, ese disco de carátula rojiza con un caracol en el centro, conformado por 20 canciones, que se han vuelto himnos y de dominio popular.

Este festejo, lleno de todo tipo de público: niños, adolescentes, padres, madres’ estudiantes, abuelos, adultos… Se dieron cita en el boulevard aeropuerto, en busca de que los “tacubos” cantarán esas canciones predilectas que nunca piden lugar y tiempo para poder gozar de ellas.

Aproximadamente a las 20:15 horas, las luces se apagaron y Quique, Joselo, Meme y Rubén, subieron al escenario para comenzar con ‘el aparato’ , canción también abre su álbum  Re.

Los asistentes aún no sabíamos exactamente de qué iba a tratar el show, sí, sabíamos que interpretarían obviamente canciones del disco en cuestión , pero después de la aclamada  ‘La ingrata’ , Rubén aclaró que sí conocíamos Re, el público no estuviera pidiendo rolas ajenas y platicó acerca de los 20 años de la banda donde los toluquenses en respuesta inmediata cantaron al unísono “las mañanitas”.

Después de aclarar esto, sólo cabe mencionar que el álbum fue interpretado a la perfección, con ligeros cambios, destacando por supuesto ‘Esa Noche’ , ‘ El Borrego’, ‘El Fin de la Infancia’ , ‘El puñal y el Corazón’ y claro “paparapapa eueoo” ‘El baile y el Salón’ .

Lee también:  Festival Trópico 2016. Galería fotográfica

He visto y vivido en diversas ocasiones el espectáculo de Café Tacuba, y aunque sabemos que son puro corazón en vivo , esta vez el concierto se sintió un poco desalmado, quizá por la interpretación “plana” y ( casi) sin interrupciones de un álbum.; Conocemos que Rubén es un personaje que gusta por interactuar y entregarse por completo a su público, pero esta vez las palabras no eran tan sueltas , tan amenas, aunque tampoco perdió la oportunidad de compartir su opinión y apoyo sobre el caso Ayotzinapa y los 43 normalistas , sobre los mismos manifestantes , acerca del mal gobierno,  de la vida automatizada que tenemos, del régimen capitalista y de invitarnos a hacernos uno con la madre tierra.

Cuando la interpretación en su totalidad de “Re” llegó a su fin, la banda se retiró del escenario por unos minutos y también algunos asistentes comenzaron a retirarse , pero por la gran cantidad de fans que acudieron a la cita, ni siquiera se notaba la reducción de público.

Algunos minutos después la banda reapareció, en particular Meme quien sin previo aviso cantó la canción favorita de muchos enamorados presentes ‘Eres’, la cual fue coreada a todo pulmón, acto seguido Rubén salía airoso ya que esta segunda parte del show, cumpliría las complacencias de su público y partiendo en tres a la audiencia preguntó por la rola que querían escuchar.

‘Chica Banda’ fue la elegida por el lado derecho y ésta resonó en el festejo, por su parte el lado izquierdo se tornó más nostálgico al pedir ‘María’ por aquellos viejos tiempos. La misma operación se hizo para la parte del centro quienes le devolvieron la energía con ‘Persianas’ , canción que no podía faltar en tan selectivo set.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

‘Volver a Comenzar’ sonó también, era la penúltima canción y nos recordaba el lugar en el que los “cafetos” están posiciona dos ahora, después de 25 dichosos años juntos.

La clásica y ya propia ‘Déjate Caer’ dio por finalizado el espectáculo, en medio de aplausos, gritos y coreografías.

Cabe destacar que , el sonido del foro en cuestión no fue el mejor el recinto era grande, pero no tanto para que la voz, el bajó/contrabajo, teclados y batería se ahogarán en las bocinas, no lucieran al 100% y no reventarán como estamos acostumbrados.

Pero Café Tacuba sacó la casta, importa que no se can en de cantar las mismas canciones, que reconozcan la genialidad y momento de lucidez que tuvieron en aquel (ya) lejano 1994 para con “Re”, que sus pies sigan aferrados al suelo, que 25 años han llenado nuestros pies de tanto brinco y baile, nuestras gargantas de fantásticas letras y coros y nuestros oídos de melodías inolvidables.

Gracias y a la vez Felicidades Tacubos, aún parece que fue ayer cuando con “Un Viaje” festejaban 15 años, tan rápido ha pasado el tiempo que no nos hemos detenido a pensar que esta banda siguió y seguirá rodando por muchos años más.

 

 

Compártenos tu opinión:

share on: