Aquel mítico y último concierto de The Beatles en la azotea