5 razones para no perderse a Dinosaur Jr.

rubbertracks

Por Arturo Solís

 

«Cuando gente hermosa hace música ruidosa, sé que es una pose»
Stephen Malkmus.

 

No es la negación de la armonía, sino el estilo del ruido.  Y ese estilo se llama Dinosaur Jr.,  que tocará en el Plaza Condesa este próximo 6 de Febrero como parte del cartel Rubber Tracks 2015 de Converse.

Mientras observamos con entusiasmo como aumentan las vibraciones en los charcos, te presentamos 5 razones por las que no puedes perderte a esta legendaria banda orginaria de Massachussets.

 

1.- No pontifican ni te ponen a hacer aerobics. Suelen ser inexpresivos entre una canción y otra, lo que se agradece en un mundo de jóvenes músicos sin talento que,  en un intento de  hacerse los socialmente responsables, te sermonean, o peor;  te ponen a deletrear las vocales, alzar los brazos, o a brincar como si estuvieras en clase de educación física. Lo último que quieres hacer es una tabla rítmica. ¡Hablamos de Dinosaur Jr, carajo!

2.-Tocan como si  tuvieran 20 años. Quienes descrean de esta afirmación es porque no los han escuchado en vivo. Dan la impresión de tocar primero para ellos mismos,  como una íntima catarsis, pero, como en palabras de Jack Kerouac,  con la energía de un adicto a las anfetaminas.

Lee también:  El nuevo disco de The Vaccines estará lleno de sexo y drogas

3.- The Lung. Si todavía no has escuchado esta joya de 1987,  haz una pausa en la lectura, abre YouTube, Grooveshark, incluso esa tienda de raya llamada Spotify y búscala.   Te ayudará a comprender la siguiente razón.

4.- El sonido Mascis. Sin disminuir el enorme mérito de Lou Barlow (basta con revisar la discografía de Sebadoh) y Murph,  la esencia de Dinosaur Jr es indescifrable sin la magia estridente de Mascis y su guitarra Fender Jazzmaster.

Aquí un poco de historia. Durante su juventud, Mascis trabajó un verano completo para comprarse una guitarra.  Tras un viaje largo a la tienda,  y como no le alcanzaba para la que tenía en mente, el dependiente le mostró una Fender cuyo sonido, sumado al estilo de Mascis,  influiría en otros músicos como Thurston Moore y Lee Ranaldo de Sonic Youth.  Fender lanzó una Jazzmaster edición J Mascis en color morado, su preferido.

Con influencias de la escena Hardcore estadounidense (el primer proyecto musical de J y Lou, Deep Wound,  pertenecía a este género) y Neil young, Dinosaur Jr bajó la velocidad, pues “las cosas sonaban mejor lentas”.  Además, Mascis añadió un elemento inconcebible a la música de Dinosaur Jr. para los circuitos que frecuentaba: los solos de guitarra.

Lee también:  Queman memorabilia de los Sex Pistols

No obstante, es justo decir que la violencia de sus riffs en nada se parecen a lo que hasta 1983 se entendía por aquellos despliegues de virtuosismo.

Paradójicamente, su instrumento favorito es la batería.

5.- El factor influencia. La última vez que Dinosaur Jr. se presentó en  México fue en un festival y Travis, consentidos de la juventud emocionalmente averiada por la publicidad y otros males contemporáneos, tocaba al mismo tiempo a menos de un kilómetro de distancia. Los pocos que se quedaron, verdaderos seguidores de una banda que parece influir más en músicos (aspirantes y consagrados) que entre los escuchas,  pueden dar su testimonio en los comentarios. 

Quizá el concierto de Dinosaur Jr. sea, además de un merecido reconocimiento a su trayectoria  e influencia en el circuito subterráneo, una oportunidad para que los jóvenes –obviemos a los pretenciosos infaltables– mexicanos, hartos de la escena-oferta nacional e internacional, que sólo ensalza bandas previamente pasteurizadas por las revistas de siempre, descubran en Dinosaur Jr. otra forma de entender y disfrutar el rock independiente.

Compártenos tu opinión:

share on: