50 razones para seguir creyendo en Pearl Jam

pearl jam

Algunos de los fans más aguerridos de Pearl Jam hoy ya no están, muchos abandonaron el barco cerca del “Binaural” (2000), año en el que el grupo de Seattle pareció repetir la fórmula y convertirse en una banda convencional de rock de guitarras, dejaron de ser modernos y frescos, crecieron. Sin embargo, pocas agrupaciones logran mantener un ritmo y fidelidad por más de 20 años, con letras que aún dicen algo importante y que conservan la sustancia de su sonido, uno que marcara escuela durante casi toda la década de los noventa.

Dicen los que saben que una de las mejores cosas que le pasó al rock estadounidense fue que Mother Love Bone se separara para dar vida a una agrupación de ensueño, que a la distancia supo saltar la cerca de las etiquetas de la prensa, que supo salir del underground sin demasiada pretensión a punta de buenas canciones. Muchos años, Pearl Jam fue un culto constante, un enigma sin demasiada información o imágenes en los medios, una jalea con perlas escondidas en sus sencillos. Algunos aún recordamos aquella primera gran visita del grupo en la ciudad de México en 2003, la cual fue vista como un pago, una deuda saldada y una espina sacada y adictiva que no ha dejado de detonar el fervor.

Y es que tras nueve discos de estudio y una amplia gama de lados B y excelentes registros en vivo, los de Seattle aún tocan fibras, aún conmueven y refrescan tanto los hits como los nuevos temas. Eddie Vedder, Matt Cameron, Jeff Ament, Mike McCready y Stone Gossard siguen siendo quienes son, siguen siendo Neil Young y The Who, siguen apestando a Green River, a Mad Season y a Temple Of The Dog, a tipos comprometidos sin ponerse por completo la fea camiseta del activismo musical. Han evolucionado para ser unos señores que aún lo resuelven con dignidad. Su música mantiene el punk, el blues y el rock.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

Quizás los de Seattle ya no sean unos chamacos rabiosos, pero esa triada de oro que es “Ten” (1990), “Vs.” (1993) y “Vitalogy” (1994) sigue sonando vigente. El “No Code” (1996) sigue siendo una rareza increíble y el “Yield” (1998) aún se figura como el perfeccionamiento de un estilo. Pearl Jam mantiene el alma y se figura inagotable pese a la edad y los años, el tiempo y el espacio que abarrotan en cada una de sus giras.

Tras dos años del lanzamiento de su último disco, “Lightning Bolt” (2013), Pearl Jam aún tiene el dilema de qué rolas meter en su setlist, ya que ni conciertos de más de tres horas les dan para calmar la euforia de un público fiel que parece no tener llenadera, que corea todas y cada una de sus rolas, ya sean lados B que están encumbradas igual o más que los hits o los clásicos que siguen machacando la sesera. En el balance, los de Pearl Jam ha sabido ser increíbles a través de la sencillez y la ausencia de pretensión creativa, no buscan caer bien a nadie y discos que pudieran parecer medianos como el homónimo de 2006 o el “Backspacer” de 2009 son un agasajo para propios y extraños.

El básquet, el surf, las denuncias sociales y políticas, los sorteos de la muerte y las canciones más sutiles siguen teniendo ese buen lugar en el cosmos estético de la jalea de perla. Al final de los tiempos, quedará la buena música, los covers, los lados b y los tracks más contundentes de la banda, razones únicas y suficientes como para animarse a ver una vez más (y las veces que sean necesarias) a un grupo que es garantía segura de contundencia, riffs cabrones y canciones hermosas. Que vengan más décadas de Pearl Jam, sigamos creyendo en Pearl Jam.

Lee también:  Liam Gallagher “progresa” en su álbum en solitario

1.- Alive

 

2.- Black

 

3.- Yellow Ledbetter

 

4.- Animal

 

5.- Daughter

 

6.- Dissident

 

7.- Rearview Mirror

 

8.- Ederly Woman Behind the Counter in a Small Town

 

9.- Alone

 

10.- Black, Red, Yellow

 

11.- U

 

12.- State Of Love & Trust

 

13.- Dirty Frank

 

14.- Breath

 

15.-Dead Man

 

16.- Not For You

 

17.- Nothingman

 

18.- Better Man

 

19.- Inmortality

 

20.- Who You Are

 

21.- Smile

 

22.- Off The Goes

 

23.- Hail Hail

 

24.- Given To Fly

 

25.- Whishlist

 

26.- Do The Evolution

 

27.- All Those Yesterdays

 

28.- Soldier Of Love

 

29.- Light Years

 

30.- Of The Girl

 

31.- Grievance

 

32.- Save You

 

33.- Love Boat Captain

 

34.- I Am Mine

 

35.- You Are

 

36.- Gone

 

37.- Severed Hand

 

38.- The Fixer

 

39.- Just Breathe

 

40.- Mind Your Manners

 

41.- Leaving Here

 

42.- Footsteps

 

43.- Hunger Strike (original de “Temple Of The Dog”)

 

44.- Brother

 

45.- Last Kiss (cover)

 

46.- Keepin’ On Rockin’ In The Free World (cover imprescindible en sus conciertos)

 

47.- Corduroy

 

48.- Man Of The Hour

 

49.- Masters Of War (otro cover al que solo Pearl Jam sabe sacarle un brillo así)

 

50.- Y pues bueno, ¿por qué negarlo?: Jeremy

 

Compártenos tu opinión:

share on: