‘Afraid of Heights’ y los nuevos Wavves

wavves_afraid_of_heights

Escrito por: Jair López

Wavves regresa con “Afraid of Heights”, un disco que trae toda la actitud para complacer a las masas, dejando un poco atrás el sonido descompuesto y sucio que mostrara en sus trabajos anteriores, donde la guitarra apenas te dejaba escuchar la voz o viceversa.

Un disco en el que Nathan Williams le baja a los ácidos para centrar su carrera y convertirla en algo rentable; no soy yo quien lo dice, él mismo lo ha confirmado y reafirmado con melodías más establecidas, los sonidos que pueden gustarle a alguien que es seguidor del rock-pop y disgustarle a aquellos que se habían acostumbrado al ruido punk que mostró durante sus primeros trabajos, en los que la letra nos hablaba de lo aburrido que estaba o de lo ebrio y pasado que andaba.

Lee también:  Mira a 150 grandes personajes femeninos del cine recopilados en un video de 4 minutos

‘Demon to Lean On’ es la rola con la que abre el álbum, misma que confirma las sospechas de que Williams le quiere pegar a lo grande, una canción con más concordancia en todo aspecto, guitarras  con distorsiones leves, nada de qué espantarse, con unos arrastres de voz que le tiran a lo Kurt Cobain (chicle y pega).

‘Mystic’, ‘Beat Me Up’ y ‘Paranoid’ en contraste traen todo lo que le pudimos escuchar cuando comenzaba la banda, la última, una de las mejores canciones del disco: rápida con un buen riff de guitarra, ideal para armar el slam.

Por su parte, ‘Everything Is My Fault’ es el reflejo de una banda con mayor madurez, una buena canción que recuerda al cambio drástico que tuviera también The Horrors, de su primer disco al Primary Colours. Advierto que se trata de sólo una canción.

Lee también:  Descendents, la banda que creció aunque no quería

El disco es resumido en la canción que lleva el nombre, ‘Afraid of Heights’, la cual confirma que por lo menos en este disco se dirige a un público similar al que tenía Blink-182: adolescentes que buscan saciar sus penas de escuela.

Para bien o para mal, lo cierto es que la banda se encuentra en un camino que apenas está explorando, uno con diferente gusto musical que bien podría arroparlos y convertirlos en ídolos de la pubertad.

Compártenos tu opinión:

share on: