AJ Dávila en El Imperial México: adiós de un hasta luego

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-9

Fotos: Fabián Zugaide

Parte del encanto del rock implica también noches con poca afluencia de público, poca pero con una actitud de rock y destrucción (en el sentido más positivo del término) sólo equiparables con la del artista estelar al que se va a ver. La del viernes 27 de junio fue una noche que se perfilaba discreta de entrada, dado lo nuevo y subterráneo de sus elementos, pero que aseguraba guitarras, fiesta y un calibre sonoro derivado de una de las leyendas recientes de Puerto Rico (Dávila 666).

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-1

La noche la compusieron Carmen Costa, un DJ Set de los Crocodiles y Aj Dávila, quien era el eminente plato fuerte de la noche, en una suerte de toquín necesario para algunos fans de él y de Dávila 666 que no lo habían podido ver en vivo. Aj lleva poco más de un mes en DF desde su llegada para el Festival Marvin, desde entonces sólo había tocado en una presentación más entre semana en el Pata Negra y el resto ha sido DJ sets y pura fiesta. Mucha.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-10

Ante un Imperial que no llegaba a la mitad de su capacidad (el lugar es de por sí pequeño), cerca de la media noche arrancó Carmen Costa, grupo afincado en nuestra ciudad y que grabaron bajo el colmillo productor de Martín Thulin (Los Fancy Free), pero que en vivo aún les falta cuajar una identidad. Tocan rock pop con soltura y una ejecución técnica arriba de cumplidora. Sin embargo el sello personal no luce por ningún lado, suena a tantas cosas y ninguna termina por convencer del todo. Al frente había fieles fans, pero la recepción general fue regular.

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-7

Ya entonado, Aj Dávila se subió al escenario con casi la misma alineación de Carmen Costa. Uno, dos, tres y todo fluyo en un humor y energía contundentes, cabezas moviéndose y una rola tras otra del gran debut de Aj como solista, Terror Amor.

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-6

La voz de Arnaldo es aguardientosa, lo suyo es la peda y el rock de buena cepa, sin posturas forzadas. Una chica entre el público dijo “ese tipo se me antoja para ponerme una buena peda con él”. Seguro, la escuela Dávila 666 no podría proponer menos. Pop edulcorado con rock guitarrero y mugrosón, rico. ‘2333‘, ‘Dura Como Piedra‘, ‘Lo Que No Será‘, ‘Salvajes‘ y ‘Ya sé‘ son temas que están destinados a pegar recio y conectar. Lo de Aj Dávila es poder, sexo, puñetas y toda la berraquería boricua en un rock que suena con mucha actitud y personalidad.

Lee también:  Festival Trópico 2016. Galería fotográfica

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-8

El resultado fue baile, brindis y ánimos arriba, no más. En ocasiones el rock viene a demostrar que un gran show no implica necesariamente una multitud, una extenuante promoción o una producción de campeonato. Hay tocadas memorables que se recuerdan mejor en la intimidad, como la tocada de unos viejos amigos tocando nuevos temas. El viernes 27 fue una de esas: corta, roquera, alegre y contundente. Más como esas, que se sienten que pueden continuar interminablemente sin mayor problema, que cuando terminan no son como un adiós sino más bien un agradable hasta luego. Hasta pronto.

aj-davila-el-imperial-mexico-2014-5

Compártenos tu opinión:

share on: