Alt-J, un cambio a la ecuación