“American Beauty/American Psycho”, el buen resultado de una mezcla de géneros | Freim