Así se puso el aniversario de SALA con Toro Y Moi

toro

Chaz Bundwick ya no es ningún ajeno para un país como el nuestro. Durante su carrera ha podido visitar la ciudad para tocar en lugares que van desde la intimidad del Salón Covadonga hasta la gran exposición de un festival como lo es el Ceremonia. No solo eso, sino que el tiempo le ha brindado la oportunidad de poder presentar ante el público nacional sus virtudes conforme han estado avanzando. Ha sabido hacer saltar al país con armas que van desde la calidez de “Causers Of This” hasta la locura de “Samantha” y la espontaneidad de “What For?”. Ha sido un camino largo, pero Bundwick ha aprendido a forjar un show tan efectivo que hay que ver.

Su más reciente presentación en México fue de la mano de Sicario y 8106 en la celebración del aniversario de SALA y ahí todos pudieron notar que el (ahora) grupo no solo dejó de ser un curioso descubrimiento con un séquito de seguidores fieles para pasar a ser uno de los fenómenos mejor probados de hoy en día, sino que también se afianzó una relación del artista con un público que crece conforme  el tiempo avanza. El concierto fue una clara demostración de todo eso y, además, una prueba de que Bundwick y el resto de Toro Y Moi son perfectos moderadores de cualquier fiesta.

Lee también:  Bob Dylan rechaza la invitación al evento del Premio Nobel en la Casa Blanca

Se pudo notar a lo largo de todo el show. Desde que el público recitó “Las Mañanitas” al cumpleañero Bundwick hasta que éste se vio acosado por una fanática que se trepó al escenario a hacer el ridículo, pasando por la frescura de “Still Sound” o el épico climax que fue “Say That”, el concierto de Toro y Moi estuvo lleno de un sentimiento de fiesta que no paró hasta que se escuchó la música que corría al público del SALA. Cada canción estuvo llena de una ejecución demasiado efectiva y, sobretodo, meticulosamente diseñada para escucharse como un perfecto complemento de la anterior.

No importa si era la energía de “New Beat” o la buena onda de “What You Want”, las personas que se reunieron para llenar hasta el último rincón del SALA estaban preparados para no dejar de cantar y saltar en cada una de las canciones que el grupo interpretaba. Fue, también, un paseo por muchos momentos altos de su discografía y por otros más discretos que terminó por convertirse en una auténtica fiesta que uno quisiera que hubiera durado un poco más. Un conciertoque cumplió con cualquier expectativa que se haya puesto sobre él.

Lee también:  Disfruta del universo de Stanley Kubrick en la Cineteca Nacional

A pesar de que el mencionado “What For?” no se trate de uno de los mejores discos de la carrera de Toro Y Moi, el resto de las canciones que enmarcaron su presentación se dieron a la tarea de hacerlas escucharse mucho mejor de lo que uno pudiera recordar y eso no es cualquier cosa. De principio a fin, el último concierto de Toro y Moi fue un recordatorio de que se trata de uno de los proyectos de música electrónica bailable más eficaces ahí afuera y uno de los grupos más queridos de nuestro país. No mala manera de hacerle justicia a una de las carreras más interesantes de hoy en día.

Compártenos tu opinión:

share on: