Bandas chidas no TAN reconocidas: ¿Por qué dios, por qué?
Loading Posts...
 
 

Bandas chidas no TAN reconocidas: ¿Por qué dios, por qué?

Por

La primera vez que escuché a Rodriguez fue luego de ver la película “Sugar Man”, como el 99% de la gente que lo conoce, por lo menos en América, siempre me ha dejado un sentimiento desconcertante, un artista de ese calibre que se mantiene casi en el anonimato, pero que en otro lado del mundo desata una revolución cultural, es una cuestión que por más extraña que parezca, no está tan alejada de la realidad musical. Y es que a pesar de la nueva forma de vivir que tenemos y el intercambio instantáneo de información, siguen existiendo barreras comunicativas, que no han permitido el éxito de grupos que merecerían un poco más de atención en los medios.

Es cuando en este punto, la palabra infravalorado, empieza a hacerse más notoria que nunca, y nos damos cuenta que el pop, sin despreciar ningún género, contiene exponentes de plástico que funcionan como receptores de dinero, y nos enseña que la tendencia, no es necesariamente un sinónimo de calidad, ya que metiéndonos en aguas más profundas, podemos ver a grupos o solistas que han implementado formulas que se utilizan hoy en día y no tienen el foco de atención que merecen.

Uno de los ejemplos que más me gusta es el de Joy Division, una agrupación de Manchester que a mediados de los setentas se mantuvo con mucho éxito, debido a su post punk sombrío, doloroso y minimalista del que se encargaba a dar voz Ian Curtis, su corta carrera les dio dos álbumes legendarios y durante algunas décadas se les consideraría una banda de culto, aunque alejado del hype de muchos especialistas y aficionados, de repente un boom se empezó a dar desde hace unos años para acá, vemos más camisetas del “Unknow Pleasure”, ya hay más güeyes con la frase “Love Will Tear Us Apart” en sus brazos, ya son grupo que coverean en bares y la gente los va aceptando poco a poco, no falta mucho para que sean un nuevo Nirvana. Todo esto lo digo sin animo de ofender a ninguna banda, sólo que seamos sinceros, ese tren del mame ya partió desde hace mucho.

Dado a este caso de éxito, nos dimos a la tarea de enlistar a 10 artistas que merecerían un poco más de la atención del público.

Cabe aclarar en este punto, que lo que estamos por mostrar es una medida bastante abstracta, muchos de estas agrupaciones tienen éxito en sus países de origen, pero no nos caería mal escucharlos más seguido por estas tierras.

Stereophonics

Esta banda originaria de Gales se formó en 1992 y desde entonces han sacado una gran cantidad de canciones, su catálogo cuenta con más de 110 tracks. Es entonces cuando nos preguntamos, por qué sólo conocemos ‘Dakota’, la verdad es que nos encontramos a una agrupación que hace unos covers sensacionales, además de escribir canciones poderosas, algunos asistentes al Corona Capital de hace dos años no nos dejarán mentir, están muy cabrones, pero lamentablemente no tienen el alcance de otras bandas del estilo, como The Black Keys, The Raconteurs, etc. Teniendo en cuenta que su música es muy roquera, lo que muchos grupos del género ya no tienen, además de la voz envidiable de Kelly Jones, que no nos termina de aclarar porque no los estamos pidiendo para que regresen a México.

 

Casino Shangai

El Under mexicano también luce de buenas joyas, y Casino Shangai es una de ellas, esta agrupación se formó en 1985, y fue una de las primeras agrupaciones mexicanas en implementar un sonido techno a la escena, mezclándose con la estética de los años cuarentas, dando un concepto bastante creativo que germinó un álbum de estudio titulado “Film”, recientemente se juntaron para hacer unas cuantas presentaciones, pero nada más ha salido de está agrupación, la cual estaba adelantada a su época y fue poco comprendida en su momento, aunque aparentemente el tiempo les está dando su lugar, poco a poco.

The Whitest Boy Alive

Esta banda asentada en Berlín, a pesar de tener cierto reconocimiento, nos hubiera encantado que se hubiera convertido en una obligada para hacer covers en un bar, porque su música era sensacional, los miembros de esta agrupación se juntaron en 2003 y generaron dos placas de estudio, finalmente se separarían en Junio de 2014.

 

Nacha Pop

Un muy buen grupo Español, del que algunos conocen ‘Lucha de Gigantes’ sin ser una de sus mejores canciones, los liderados por Antonio y  Nacho Vega se formaron en los ochentas,  formaron parte de la llamada “Movida Madrileña”, que nos regaló a bandas como La Unión y Radio Futura. En su país de origen, Nacha Pop, es considerado uno de los grupos pilares del rock pop, siendo México el único país de Latinoamérica en el cual se presentaron en 1988, desafortunadamente, su presencia no ha impactado como a sus compatriotas y eso es todo una lástima.

 

Real de Catorce

Está agrupación llegó a demostrar que el blues puede ser muy mexicano, eso del dolor es muy nuestro y esos compases no le van mal, formados en 1985, por José Cruz, fueron almas presentes en el legendario  Rockotitlán, siendo conocidos gracias a su éxito ‘Azul’, una obra poética con secciones brutales de guitarra. Dejando este track aparte, la agrupación ha demostrado que tiene canciones sensacionales, dejándolos como el exponente más atractivo que el blues ha tenido que ofrecerle a México y a pesar de eso, la agrupación no goza del reconocimiento de otras bandas que han hecho historia en nuestro país, debiendo estar a la altura de bandas como Maldita Vecindad o Caifanes.

 

 

Menuda Coincidencia

En una escena retacada de parodias noventeras que van por ahí haciéndole al hardcore y “manteniéndolo real”, descalificando a quienes intentan ir por otras direcciones y que su decadencia es más notoria al saber que el profeta de “el dinero es dinero” tiene una fan base más sólida que la misma escena. De entre todo ese escombro están escondidas sus  decorosas excepciones, que tratan de rescatar elementos no explorados en el rap mexicano, originario de Monterrey, Menuda Coincidencia, trae un “jazzy” que combinan de forma perfecta con sus líricas, como si se tratara de un furioso locutor de los años cuarentas rapeando, la comparación suena un poco bizarra, pero el producto final destila una calidad prometedora, además no se ata a un estilo, ya que podemos escuchar un sonido más “tradicional” en su primer  LP. Desafortunadamente, los años que lleva este soldado del beat no han sido suficientes para que las miras estén sobre él, y carajo, deberían.

Eagels Of Death Metal

Es algo gracioso lo que pasa con esta banda proveniente de California, a pesar de ser aparentemente conocidos, gracias al uso de su música en anuncios publicitarios, realmente no cuentan con una presencia fuerte en la escena, como pasa con Queens Of The Stone Age, Them Crooked Vultures, todos proyectos del cofundador de EofDM, Josh Homme, sus canciones pegajosas y de fuertes cargas de rock son una receta perfecta para pasarla bien, ese debería ser motivo suficiente, veremos si con la reintegración de Josh Homme a la ecuación, las cámaras empiezan a voltear por los motivos suficientes.

 

Size

Regresemos al Under mexicano, ya que por un periodo existió una banda que hacia cosas comparables en el mismo tiempo y esencia que Joy Division, con algo de esa inspiración británica, pero con un estilo apropiado a nuestro país, se hacían llamar Size, y su único material discográfico es una fuente de inspiración para figuras trascendentes del rock nacional, como lo es Saúl Hernández, la banda estaba liderada por Illy Bleeding, quien coincidió con figuras importantes como David Bowie y Mick Jones de The Clash, durante su estadía en Cánada,  trayendo esas ideas a nuestro país, para formar una agrupación, que parafraseando a  Sabo Romo: “posiblemente no eran los mejores ejecutantes, los mejores músicos, ni siquiera los mejores compositores, pero tenían los huevos de hacer lo que se les diera la gana” eso, amigos míos, se la llama punk, y ellos lo iniciaron aquí, su música se movía entre un agresivo post punk y los nacientes ritmos  New Wave, a pesar de esto, aún no figuran en el mainstream como exponentes del rock en México, aunque ahí van.

 

Black Rebel Motorcycle Club

También hay una ola de músicos que desean no ser etiquetados de cierta forma, este es el caso de los originarios de San Francisco, Black Rebel Mortcycle Club, quienes en 2003 saltaron ala fama, gracias a su rock, muy de garaje, y estilo vintage que los mantuvieron en la mira,  a pesar de esto, debido a diversos problemas e inclusive un cierto rechazo, se negaron a ir con la corriente de los grupos de ese momento, como Kings Of Leon o The Strokes, finalmente han sabido hacer una carrera envidiable por muchos, aunque el público conozca más a The Black Keys, que  a BRMC, al final esas son las cosas que permite hacer la libertad creativa.

 

Riot

En 1975, el guitarrista, Mark Reale, crearía una banda icónica de Heavy Metal, que sería igual de buena como de infravalorada, Riot, se embarcaría a finales de los setentas y principios de los ochentas a un viaje que les dejó cinco placas de estudio, sin ningún buen resultado. Luego de una disolución, se volverían a juntar en el 88 lanzando “Thundersteel” un álbum exitoso que permitió continuar una carrera más o menos estable, hasta 2012, cuando el guitarrista fallece de una hemorragia, a pesar de esto, la banda sigue dando conciertos, ahora bajo el nombre de Riot V.

Pero, ¿qué tiene de especial está banda?, en palabras simples, son dinamita pura, sus letras son pegajosas, sus composiciones dinámicas y su sonido es distinto al rock que se hacia en ese momento, a pesar de estar de lleno en el popular Heavy Metal de los ochentas. Sus composiciones no les piden absolutamente nada a las de los titanes del género, como Judas Priest, Iron Maiden, Mötley Crue, Kiss, etc.  Con tristeza escuchamos una banda que no sabremos si en algún punto la historia podrá redimir, pero que en definitiva, tiene esa chispa de conectar con muchos fanáticos del género.

https://www.youtube.com/watch?v=lzg06sKt4_I