“BE” o la búsqueda de Beady Eye por su sonido propio…

Beady+Eye+-+BE+-+CD+ALBUM-585802

por: J. Ismael Canales

 

“Vamos a boicotear esa porquería no importa lo que hacen, porque no es Oasis y queremos a Oasis” así es como Liam Gallagher piensa que los detractores de Beady Eye juzgan, hoy en día es difícil quitarse los estigmas, en especial cuando fuiste parte de una de las bandas más grandes del mundo hace un par de décadas.

Ese es el problema con Beady Eye, siempre será difícil emitir un juicio correcto porque conocemos la obra de Oasis y esa es la etiqueta que Liam  y compañía deben quitarse.

 

“BE” comienza en un in crescendo, los golpes de tarola de una batería anuncian el inicio de ‘Flick of the finger’, un muy bien elaborado arreglo de vientos se une y después entra la voz, es un tema energético que, a pesar de ser monótono rítmicamente, tiene un encanto que nos engancha de inmediato.

‘Soul love’ se liga de inmediato, baja los decibeles pero conserva el ritmo de su antecesora, la voz de Liam sobresale junto con los rasgueos de una guitarra acústica.

Este combo de canción energética seguida o antecedida por un tema más lento y reflexivo es la línea constante de “BE”.

Lee también:  Mira a 150 grandes personajes femeninos del cine recopilados en un video de 4 minutos

‘Second bite of the apple’ es el tema que destaca en el álbum, debido a que conjunta perfectamente estos aspectos, comienza con una batería que nos hace recordar a los sesenteros Zombies y su ‘Time of the seasons’, acompañada de una atmósfera que poco a poco nos va hipnotizando, apoyada de los sintetizadores y vientos usados en el energético coro, conjuntándose todos estos elementos hasta el final. Es el tema imperdible de este álbum.

Otra de las pistas que no hay que dejar pasar es ‘Shine a light’, canción que refleja la explosividad que aún conservan Gallagher, Bell y Archer siendo un tema pulido, no es la energía desbordada en guitarras distorsionadas, sino una energía proyectada perfecto mediante rasgueos rápidos y efectos ambientales que nos recuerdan a ‘Tomorrow never knows’ de The Beatles.

Canciones como ‘Iz rite’, ‘Face the crowd’ y ‘I’m just saying’ aun nos remiten al sonido de los últimos dos álbumes de Oasis, pero el resto de las pistas es un agradable camino nuevo por recorrer. Los temas más tranquilos son los mejores del disco, la voz de Liam acompañada de pistas semi acústicas y pequeñas pinceladas de riffs o batería son los que se llevan esta placa, en especial ‘Don’t bother me’‘Ballroom figured’‘Start a new’ y el tema final ‘Off at the next exit’ que se desvanece lentamente, concluyendo así las 15 pistas y poco más de 50 minutos de “BE”

Lee también:  Esta parodia del video de "Famous" de Kanye West con perritos es lo mejor que verás hoy

 

Beady Eye nunca será Oasis y lo mejor de esto es que justamente Beady está haciendo algo que nunca hicieron los estandartes BritPop, innovar.

“BE” es un disco que se sale (un poco) de la zona de confort, donde Liam, Andy Bell y Gem Archer apuestan más por un álbum donde destacan las guitarras acústicas y las canciones lentas y experimentan con atmosferas de sonido que no habíamos escuchado en su primera placa “Different gear, still speeding”

Si conservan el camino, el tercer álbum de Beady Eye será el definitivo, dónde la evolución se dará y escucharemos el sonido real de los de Manchester o donde todo puede terminar con una formula que ya hemos visto antes, no nos queda más que esperar a que esto ocurra, pero mientras sucede, escuchar “BE” es una buena opción.

Compártenos tu opinión:

share on: