Beck mostró una imagen premonitoria | Freim