Café Tacuba cierra El objeto en DF

cafe-tacuba-el-objeto-01

Por Rafael Paz (@pazespa) /Fotos cortesía Chino Lemus / Ocesa

Si no regreso no pasa nada…

Tomar el fresco

 

¿Cómo interpretar un concierto de 40 canciones? ¿Es un adiós o unos meros puntos suspensivos? ¿Cuántas reseñas no abusarán de adjetivos para describir el cierre de la gira El objeto de Café Tacuba?  ¿Extasiados, gigantes, vibrantes… complacientes? Si algo queda claro, es que los tacubos siguen siendo una de las bandas más populares del país y cuentan con unos fans muy fieles y gritones. No había iniciado y ya se desgañitaban cada que veían el trailer del nuevo documental de la banda.

cafe-tacuba-el-objeto-07

La noche del sábado 7 de diciembre en el Palacio de los Deportes Café Tacuba cambió la narrativa íntima que la agrupación venía manejando desde la grabación de El objeto antes llamado disco. Por ejemplo, en sus presentaciones en el Foro Corona la narrativa intentaba mostrar a su nuevo trabajo como una culminación de ideas previas, nutriendo el setlist de algunos clásicos poco concurridos –’Árboles frutales’, ‘2’, combinando ‘Debajo del mar‘ con el intro de ‘Ixtepec‘– o que el público no pide con la misma fuerza que corea el “papapau eueo”.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

cafe-tacuba-el-objeto-02

Ante el aumento de aforo y la imposibilidad de mantenerse al centro del público, los tacubos fueron prácticos y combinaron gran parte del setlist de la gira con una sesión de sus piezas más populares, un detalle que gran parte del público aplaudió hasta el final, a pesar de lo poco conectados que lucían con el material surgido de El objeto… Y el grupo parece saberlo, en el extenso encore plagado de éxitos, de lo nuevo sólo ‘Aprovéchate‘ entró y antecedió a ‘Eres‘ para lograr el momento romanticón/empalagoso de la noche.

cafe-tacuba-el-objeto-06

Simplemente, el entusiasmo de los asistentes cambiaba cuando las novedades entraban a juego.

Quizá son los años o la costumbre, pero Rubén, Joselo, Meme y Quique parecen no tener la misma química de hace unos años. No es que hayan perdido calidad en la interpretación, más bien pareciera que los años de convivencia empiezan a pesar. La interacción entre ellos es poca o nula, incluso cada uno tiene su momento bajo el reflector, lejos de los compañeros para recibir las ovaciones del respetable. Meme en su solitaria y sentida interpretación de ‘Aviéntame‘, Quique con ‘Esperando‘ y Joselo se luce con la emotiva ‘Lento‘.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

cafe-tacuba-el-objeto-08

Es conocido que los originarios de Ciudad Satélite se toman su tiempo entre proyectos. Como los poco más de cinco años transcurridos entre el Sino y El objeto… ¿Cuánto pasará hasta su vuelta? ¿Si no regresan, no pasa nada?

Fue un concierto redondo, complaciente con el público, divertido y a ratos emotivo. Nada más y nada menos.

¿Alguna vez me tocará –sin cambios– “Ixtepec”?

Compártenos tu opinión:

share on: