Fotos, videos y reseña del festival Ceremonia 2017
Loading Posts...
 
 

Festival Ceremonia 2017: la segunda es la vencida

Por

Mucha decepción. Sobre todo ante lo que sabíamos de antemano ha sido el mejor cartel de Ceremonia a la fecha. El público se dividió entre los frustrados y críticas ante las medidas de seguridad y la calidad con la que se edifican los conciertos, y los entusiastas que acudimos en domingo, que tampoco fueron pocos.

Un cartel incompleto, sí, pero que seguía manteniendo el espíritu. Los ausentes: Vince Staples, M.I.A., Floating Points y Beach House. Un festival Ceremonia en Toluca, en domingo, con un ánimo raro… pero llegó a buen puerto. Donde unos ven taches imperdonables, otros estiman lecciones de oro que se convertirán en cosas positivas en el futuro.

El Ceremonia no sólo se disfrutó sino que tuvo momentos inolvidables. Desde el ámbito local, en donde el bebesito AJ Dávila se siente en plena forma desde su salida con Dávila 666, o el set de la Banda Bastón, que está pasando por su mejor momento afianzándose como el mejor combo nacional de rap actualmente. De Puerto Rico, y ya con un segundo EP a cuestas, Buscabulla demostró que va piedra sobre piedra para convertirse en uno de los grupos favoritos en español de nuestra vida, sin duda. Son amos.

James Blake, por su parte, estuvo impecable, aunque verlo más tarde hubiera sido ideal. Uno de los músicos jóvenes más queridos en México. Nicolas Jaar también dio cátedra de su colmillo, pulido a golpe de live y piezas de embrujo. Un capo que también atraviesa por un momento afortunado. No obstante, y pese a todo acierto y error, en el fondo el Ceremonia del domingo tenía dos nombres a cuestas, dos deudas que debían ser saldadas de forma impecable: Björk y Underworld.

Así fue. La cantante islandesa estuvo a pedir de boca, con Arca como su mancuerna eficaz, quien supo fungir de puente entre los músicos estudiados y Björk. Un show distinto al del Auditorio Nacional, que los fans menos aguerridos y contemporáneos de la cantante supieron atesorar como más entrañable en muchos casos. Deuda histórica con miles de capitalinos que no la habían visto nunca, saldada.

Y si de cierres históricos, épicos y emotivos hablamos, el de Underworld fue el más inolvidable en todas las veces que ha visitado nuestro país. Los británicos demostraron por qué son cabeza de festival, cómo se hace electrónica de ensueño y cómo se trabaja para envejecer con dignidad, sutilmente y de forma casi imperceptible. Underworld sigue vigente y el público que los sigue ya sea desde que tronaron al mundo con “Born Slippy” o antes, supieron apreciar el nuevo material y el viejo, que para fortuna de los aferrados que nos quedamos hasta el final, siguen manteniendo la elegancia, inteligencia y potencia de siempre. Enormes.

El próximo año será decisivo para el futuro de Ceremonia como uno de los mejores festivales de México. Si se capitalizan las lecciones de esta edición y las pasadas, aunado a un esfuerzo en pos de proponer un cartel incomparable, seguro lo lograrán. En caso contrario, la competencia y el panorama será algo más que adverso. Sin embargo, Ceremonia lo logró con sus bemoles: dar un evento de calidad que miles disfrutamos. Buena suerte en lo sucesivo.

 

Galería de fotos Ceremonia 2017

Por Fabián Zugaide

 

Rey Pila

 

Buscabulla

 

Nicolas Jaar

 

Underworld

 

Color Ceremonia