Coachella 2014, la experiencia de un mexicano hangeando en el festival

coachella-2014-09

Fotos y reseña Festival Coachella 2014 por Mauricio Castro @maucasty16

Del día 11 al 13 de abril se llevó a cabo el esperado festival de Coachella 2014, y digo esperado porque si fuiste de los que compraste boleto con casi un año de anticipación la palabra espera toma matices muy curiosos, comprar boletos para un festival que conlleva un gasto considerable y no saber siquiera el cartel puede rayar en lo estúpido, pero así somos todos aquellos a quienes nos gusta la música y seguimos esperando  ver a esa gran banda en dicho festival, sea cual sea.

Una vez superado los trámites de espera de los boletos y con el cartel revelado, empezaran las voces que dirán que “el cartel es pésimo” o el “ya no es lo que era antes”, curiosamente estas voces no asisten al festival e inclusive nunca lo han hecho. Mientras tanto se harán apuestas para saber cual podrá ser la mayor presentación.

A mí en lo personal me gusta ver shows completos en los festivales, algunos prefieren ver 20 minutos de un grupo para luego correr a otro escenario, eso lo haría si tuviera 20 años menos, ya no es el caso, así que me tomo mi tiempo entre presentación y presentación, tal vez no se vean el mayor número de shows pero en estos festivales hay que tomar decisiones.

coachella-2014-04

Viernes 11 de Abril

Este día se torna difícil, porque la mayoría de la gente viene de carretera, el tráfico es abundante y sobre todo si decides llegar a un hotel habrá que registrarse antes y posteriormente jalar para el festival. Arribé alrededor de las 4 de la tarde, sobra decir que lo primero que hay que hacer es  registrarse en los llamados beer garden, para que le coloquen a uno la pulsera que lo acredita como mayor de edad, como si con la cara no fuera necesario, una vez hecho esto y tomada la primer cerveza, me encamino a escuchar a Neko Case, que por la hora, el cansancio del viaje y la cerveza, cae tremendamente bien con ése folk y es justo cuando acaba el show que empiezan las dudas hacia dónde dirigirse, y cuando la duda ataca lo mejor es vagar por los inmensos campos de polo que en estos dos fines de semana se convertirán en pasarela de un sin fin de chicas hermosas, gente disfrazada, ebrios, drogados, uno que otro melómano queriendo escuchar todo, absolutamente todo y un sin fin de trabajos artísticos e instalaciones bastante buenas, a mí en lo personal el que más me impresionó fue El Astronauta.

Lee también:  Aural-Bestia: atletas de alto rendimiento

coachella-2014-03

Este día me quedé tan solo con Woodkid, que me sorprendió muchísimo, con  The Knife que traen un excelente show; pero la joya de la corona del viernes se la lleva sin duda Bryan Ferry, este caballero derrocha clase en el escenario, escucharlo es una delicia, tanto su éxitos como solista, como los grandes exitos de Roxy Music, curiosamente se acercaban gringos despistados a preguntar quién sonaba, al escuchar la respuesta hacían cara de asombro. Cerrar el día con Jealous Guy no tiene precio, para mí el día había valido la pena.

Sábado 12 Abril

Llegar temprano al festival implica muchas cosas, despertar con la prometida resaca, apurar a tu pareja y amigos para ir a desayunar se puede convertir en tarea titánica, pero disfrutar de tus bandas favoritas con quienes las has escuchado por mucho tiempo la neta no tiene precio, así que llegamos el sábado a ver a Warpaint que tan solo tiene dos discos, suena bien, pero aún se nota la falta de tablas de estas hermosa chicas en el escenario, solo es cuestión de tiempo para poder ver una gran presentación.

coachella-2014-07

La siguiente banda es Future Islan, he de confesar que no los conocía, y creo que lo mejor de este tipo de festivales e ir con los oídos bien abiertos para escuchar nuevas propuestas y en este caso me llevé una muy grata sorpresa, una banda con un gran líder que cimbra el escenario cuando en medio de una canción canta como si fuera un vocalista de black metal, altamente recomendable.

coachella-2014-06

Asistir a Coachella y no vistar la carpa llamada Sahara es un error, allí se presentan las propuestas de música electrónica en un escenario impresionante, así que fui a ver a Fatboy Slim, que si bien ya han pasado sus mejores años, es innegable la calidad  de este tipo y la facilidad que tiene para poner a bailar a miles de personas; aquí me retractaré y diré que no acabé de ver a Fatboy por que en la carpa de al lado tocaba nada menos y nada más que Pixies, sobra decir que estaba a reventar el lugar y también sobra decir que son maravillosos en el escenario, pasando por los éxitos y sus últimas canciones. En esta carpa llamada Mojave escucharía a las ultimas bandas del día, a Mogwai que son fenomenales con sus texturas de sonidos, unos empalmados con otros y a Pet Shop Boys, que definitivamente nadie se los puede perder, es tal vez uno de las mejores presentaciones del Coachella de este año, con canciones nuevas y grandes éxitos hicieron brincar en grande a todos los que estábamos allí.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

coachella-2014-08

Domingo 12 de Abril

Si desean comprar una playera háganlo temprano porque el ultimo día puede ser una pesadilla, una vez cumplido ese requisito asistí al beer garden que da al frente del escenario principal para ver a Zoé, y si bien no podemos negar la calidad del grupo, si podemos poner en entredicho lo relativo de la fama cuando en un Vive Latino vemos a reventar el escenario principal y aquí tan solo vemos  unos pocos cientos de personas, lo digo, tal vez la fama sea relativa.

Blood Orange y Neutral Milk Hotel, los primeros una gran sorpresa para mí, los segundos me decepcionaron, los esperaba ansioso y la verdad es que no cuajaban, tal vez tantos años sin tocar, pero creo que pasaron sin pena ni gloria, mientras había que calentar motores para el cierre, Beck y Arcade Fire; que les puedo decir, Beck es la gloria sobre el escenario, otro imperdible, grandes canciones, grandes recuerdos, grandes músicos y poco tiempo para escucharlo, tanto que le cortaron el sonido. Y Arcade Fire, pues a punto de convertirse en la gran gran banda, un show tremendo con canciones que enchinan la piel y grandes interpretaciones, la cereza del pastel: Debby Harry cantando ‘Heart Of Glass’  ¿Que más se le puede pedir a un cierre de festival? Que no les corten la luz a los últimos teloneros, total es el último show pero eso no importo, toda la banda bajo del escenario con tambores, megáfonos y todo a seguir la fiesta por algunos minutos más; el Coachella de este año había acabado.

¿Lo mejor?

Estar con grandes amigos, tu pareja y buena música, definitivamente fuimos felices por tres días.

Compártenos tu opinión:

share on: