De corazones rotos "Hasta la Raíz" con Natalia Lafourcade desde el Teatro Metropólitan
Loading Posts...
 
 

De corazones rotos “Hasta la Raíz” con Natalia Lafourcade desde el Teatro Metropólitan

Por

Ese jueves parecía ya más viernes y tocó turno a Natalia Lafourcade en el Metropólitan, uno de los conciertos qué más esperaba desde el año pasado. No soy fan, pero sí un seguidor que con tan solo escuchar alguna canción de su último álbum “Hasta la Raíz” se me hace la piel chinita.

Como ya es costumbre en estas fechas, Natalia hace suyo el Metropólitan para cerrar cualquiera de sus giras y esta vez le tocó a “Hasta la Raíz Tour, siendo hoy una de las 5 que tiene preparadas.

Anunciaron la primera llamada y comenzó a entrar al escenario su banda para que ella lo hiciera un poco después abriendo una velada de amor y desamor con “Vámonos Negrito”. Con un tono cálido y son cubano inició una velada que prometía y haría un jueves chiquito como ella, hermoso. “Antes de Huir” me hizo hacer un gesto y recordar situaciones de amor en el pasado. “Hasta la Raíz” es una de mis canciones favoritas y el público cantó a todo pulmón coreando “Yo te llevo adentro, Hasta la Raíz” provocando que la piel de gallina fuera aumentando poco a poco. No bastó con el inicio, parecía que Natalia venia con ganas de hacer recordar corazones rotos y dio el siguiente golpe con “Lo Que Construimos”, ¿qué canción del disco podemos decir qué es mala? ninguna, creo yo que desde que salió este disco vimos una etapa de maduración en su música. Las cortinas del recinto se tornaron de color morado, las luces eran rojas cuando sonó “Ya No Te Puedo Querer”, canción que provoco una revolución emocional entre el auditorio.

Todavía no llegaba la mitad de la noche en el Metropólitan cuando Natalia comenzó “Nunca es Suficiente” poniendo a capela en cada coro a su publico asistente. “Palomas Blancas”, una canción que ella misma afirma es acerca de que el amor no solo es enamorarse del prójimo, sino qué también hay que enamorarse de lo que tenemos en nuestro al rededor fue la siguiente. Una hermosa pieza para admirar. “Para Qué Sufrir” hizo que llegará el momento romántico de la noche recordando a muchos seguidores ese primer amor perdido que alguna vez tuvieron.

Pasada ya de la hora de concierto después de ese golpe al corazón, “Amar Te Duele”, un soundtrack clásico del cine mexicano, dio un abrazo cálido a la noche. “Casa”, tema de su proyecto Natalia y La Forquetina fue una de las mas coreadas de la noche con una de las letras más hermosas que se puede dedicar al amor de una vida. Los clásicos comenzaban a sonar uno tras otro y “En El 2000” nos recordó aquella Natalia en plena época de pubertad, mientras que en “Elefantes” ella recordó su infancia y el cómo fue que llegó a componerla a base de metáforas de aquella pubertad. “Amor de Mis Amores”, “Limosna” y “Aventurera” hicieron que unas cortinas bajaran en el fondo para poder iluminarla de colores y en frente se tornaron unas veladoras haciendo tributo a Agustin Lara”. “Bonita” hizo que todos los asistentes acompañaran a Nati para bailar al ritmo de su canción. Por un momento se apagaron los reflectores e indicaban que al parecer estábamos llegando al final de una velada calurosa y llena de amor. Pero todavía había más.

“Ella es Bonita” hizo que Lafourcade maldijera a aquella persona a quien le escribió la canción y durante la canción cada uno de sus músicos hicieron una especie de solo para irse presentando mientras bajaban el tono de la música, todo para después regresar y que el publico ayudara a terminar la canción.

Se apagaron las luces de nuevo que indicaban que el encore estaba por comenzar y sí, regresaron para darle vida a esa canción en la que participo Juan Gabriel, “Poco a Poco” se coreo e hizo que el Metropólitan recordará a uno de los más grandes cantantes de México que se fue el año pasado, pero que sin duda seguirá en los corazones de todos.

“Partir de Mi”, “Duele” y “No Me Enseñaste” son canciones que ella nunca había tocado y el hecho de hacerlo en un concierto como el de esa noche en el Metropólitan brindaba un sabor melancólico pero bonit casi al final.

“¿Ya se quieren ir?”, preguntó Natalia a su público mencionando que había una sorpresa más y que esa era una celebración en grande haciendo mención que el día siguiente era viernes para seguir festejando.

Dejaron el escenario ella y sus músicos para que pudiéramos apreciar un teaser de un documental sobre cómo fue que grabó unas canciones con sus invitados, quienes son muy especiales para ella: “Los Macorinos”. Esa sorpresa invitó después a apreciar las imágenes del trailer.

El bolero de “Los Macorinos” de inmediato puso a los asistentes a moverse al son de las guitarras acompañadas por unas percusiones y una trompeta que endulzaba satisfactoriamente la melodía de los dos temas que sonaron.

¡Miguelito! gritaban de lejos pidiendo que llegará “Tu Si Sabes Quererme”, afirmando que a todo el convocado en esa noche le encantó este nuevo single que se coreaba del principio al final y cerrando una noche que muchos recordarán. A Natalia Lafourcade se le recordará por su sencillez en el escenario pero sobre todo porque es una artista de calidad que en todos los sentidos encontrará la manera de enamorar con su sonido tan peculiar: una voz multifacética en la música contemporánea de nuestro país.

 

Galería fotográfica Natalia Lafourcade en Teatro Metropólitan

Fotos cortesía OCESA