Corona Capital 2014: las pequeñas grandes claves #CC14 Día Sábado

Corona Capital 2014 gente

Decir que en un festival de música lo más importante no son los cabeza de cartel, sino la oportunidad de encontrar a tu nuevo grupo favorito entre los nombres más pequeños sería una declaración obvia y repetida hasta el cansancio. Sin embargo, sucede. Así como también sucede que los headliners pueden brindar sorpresas inesperadas. En el Corona Capital -como en todos los festivales- ambas cosas son muy comunes. Su edición 2014 no fue la excepción.

A pesar de la lluvia, la tormenta, las lagunas de lodo y los truenos de fin del mundo incluso, los grupos que ahí se presentaron brindaron espectáculos dignos de reconocimiento. No importa si era Massive Attack en el ojo del huracán o Dj Raff en la Silent Disco de Panamérika; a donde se volteara a ver se podía encontrar dignos esfuerzos de conectar a la música con todas las personas que ahí estábamos. Era música viva, con todo lo que podría implicar el término. Yo me dediqué a ver a aquellos que esperaba con mucha emoción y cuyos reflectores estaban tibiamente encendidos, porque en todos los otros sitios van a leer sobre los demás.

Real Estate

Llegando al festival, el sábado había un sol que quemaba la piel. Real Estate tocaba como si eso le diera fuerzas. Su música siempre se ha descrito como perfecta para el calor, como perfecto acompañante de un paseo bajo el sol. En vivo era eso y más. Era un atardecer melancólico, un día soleado como recuerdo de días más felices. La tormenta que casi mata al festival más tarde, parecía no caber ahí. Las guitarras de Real Estate la tenían alejada, una lindísima forma de darle la bienvenida al festival.

Real-State-Corona-capital-SergioBautista006
Real State CC14. Foto cortesía Sergio Bautista / OCESA

Yung Lean

En el  Bizco Club se iba a presentar Yung Lean y no tenía idea de que había un séquito de “sad boys” tan grande en este país. Estaba casi lleno ahí dentro, con un montón de adolescentes gritando versos que salían de otro arriba del escenario con cara de bebé. La gente que ahí se encontraba parecía conocer cada una de sus canciones y no dudaba en demostrarlo. Cerca del final, Lean casi se puso a llorar, nunca creyó que el camino de Suecia a México tendría tan grandes recompensas. Su público tampoco lo creyó. Sus bocinas reventaban pechos ese día y a nadie de ahí nos importó. 

YungLean-JoseJorgeCarreon-086
Yung Lean CC14. Foto cortesía José Carreon / OCESA

Pond

A Pond los vi de lejos, cuando la lluvia empezaba a caer. Las personas que estaban dentro de la carpa del escenario Bizco estaban vueltas locas, el grupo tocaba con una fuerza desmedida, como si se tratara del  último concierto de su vida y su público reaccionaba de la misma manera. Escuché un par de canciones de su “Hobo Rocket” y seguí mi camino a la Silent Disco en donde me encontré con el concepto mejor logrado de todo el festival.

Pond CC14. Foto cortesía José Carreon / OCESA
Pond CC14. Foto cortesía José Carreon / OCESA

Silent Disco: MKRNI (Dj Set), Dj’s Pareja, Bonde Do Role (Dj Set)

La carpa silenciosa de Panamérika fue la sorpresa más grande. Las personas que por ahí pasaban digirieron el concepto de forma casi natural y era todo un cotorreo quitarse los audífonos y ver a gente bailando sin escuchar casi nada. Ese día se presentaron ahí un dj set de MKRNI, los Dj´s Pareja y otro Dj Set de Bonde Do Role. Los tres fueron un éxito.

MKRNI fue un manjar de pop rebajado, de éxitos instantáneos arrojados con una naturalidad que hablaba de su responsabilidad como consumidores musicales y de su talento al momento de demostrarlo, mientras que los DJ’s Pareja demostraban que todo lo relacionado con Cómeme es garantía de fuertes virtudes de música electrónica. Su presentación fue de una disciplina particular y con muchos recursos. Fue graciosa, talentosa y poderosa para la pista de baile.

Bonde Do Role cerraba la carpa y lo hizo con el mejor conjunto de canciones en mezcla que haya oído en mucho tiempo. Por ahí pasó mucha de la historia de la música popular latinoamericana como símbolo de unión regional y de sociedades. El reguetón iba de la mano del tribal, éste del moombathon y el jungle; y aquellos de la música popular brasileña –que obvio no es samba, amigos- y la tecnobrega.  Fue un Dj Set alucinante que albergó todos esos sonidos populares de los que la  mayoría reniega, pero de los que también son parte. Ahí dentro era una locura. Nadie se acordó que el reguetón es de rateros, o que el tribal es de la sierra. Bonde Do Role le calló la boca a todos ellos y los puso a bailar mientras se la cerraban.

Lee la reseña general del festival aquí

Lee las pequeñas grandes claves del sábado aquí

Mira nuestra galería de fotos del sábado y domingo

¿Fuiste al Festival? Busca tu foto aquí

Compártenos tu opinión:

share on: