Día Nrmal: Los Wálters
Loading Posts...
 
 

Día Nrmal: Los Wálters

Por

La distancia puede parecer un impedimento para cualquier tipo de trabajo creativo en conjunto. Sin embargo, en una era como en la que vivimos actualmente sucede todo lo contrario, no es ninguna sorpresa que mucha de la música que se escucha con frecuencia hoy en día sea resultado de colaboraciones artísticas y musicales de un lado al otro del planeta. El internet facilita la vida de todos, como también alimenta el espíritu creativo de las personas y ayuda a acortar distancias al mismo tiempo. Es un regalo del que vale la pena aprovecharse sin empacho y los Wálters es un grupo que lo ha sabido hacer desde sus primeros días.

 

No solo porque se trata de una de las agrupaciones que nació en internet, sino porque utilizaron la misma red para darle vida a sus creaciones. Sin importar que uno estuviera en Europa y el otro en América, el dúo comenzó experimentando con las bondades que la distancia podría traer consigo. Desde entonces han logrado manufacturar un tipo de música que por momentos se escucha como únicamente a ellos y que deja atrás las comparaciones directas con otros grupos como The Postal Service o cualquier exponente del pop chileno de alta calidad. Existe algo en Los Wálters que los diferencía del resto y eso es algo que hay que aplaudir.

Las pruebas están concretas alojadas en el mismo internet que los vio  nacer. En su cuenta de Bandcamp se puede encontrar un catálogo tan precoz como tan eficaz al momento de escucharlo. Apenas cuentan con un ep homónimo y dos discos de larga duración pero son suficientes para hablar por una de las carreras más prometedoras de Puerto Rico. Los Wálters suenan a esperanza, pero al mismo tiempo se escuchan como el recuerdo amargo de un amor perdido que nunca se olvida. Son un grupo que sabe experimentar con las posibilidades de los sentimientos y el arsenal de máquinas con el que cuentan para enmarcarlos. Sus canciones son pequeñas demostraciones de inocencia tratadas con una delicadeza digna de cualquier profunda reflexión y su discografía un pequeño universo digno para perderse.

 

Y aunque todo parezca ser una interacción de máquinas, lo de los Wálters tiene un certificado de origen desde la primera nota que se escucha. El grupo maquila canciones que no se escuchan como el resto de sus contemporáneos en la isla, sino que trae consigo años de tradición tropical que demuestran sin ningún tipo de problema. Escuchar discos como “#Ponteelcasco” o su primer ep homónimo es viajar de inmediato a una playa calurosa con el mejor recuerdo que se atesore. Han sido varios los años que han estado activos y parece que conforme avanza el tiempo el grupo lo hace mejor.

Basta con escuchar el increíble “Verano Panorámico” que salió el año pasado para darse cuenta. Se trata de una colección de canciones que cumplen todo aquello que el título sugiere y aporta unas cuantas sorpresas más. Un disco de amor que se escucha como el mejor día soleado y como la anécdota más conmovedora al mismo tiempo. “Verano Panorámico” ha sido el disco que les ha dado más gloria desde su lanzamiento, pero vale mucho la pena escuchar de dónde salió todo aquello que ahora se aplaude con fervor. Es un ejercicio que parece complicado, pero que trae muchas recompensas consigo, los Wálters tienen un catálogo que toca el corazón de cualquiera que los escuche desde la primera vez.

 

Por ello y porque no hay mejor forma que conmoverse en vivo, los Wálters son una de las agrupaciones que más atención habrá de merecer durante la edición 2016 del Festival Nrmal. Probablemente sea el momento en el que el grupo reciba toda la gloria social a la que siempre estuvo destinada y también puede ser uno de los mejores conciertos latinoamericanos que habrán de ver en nuestro país. Parece hipérbole pero las expectativas no podrían ser más reales. No nos hagan mucho caso, mejor vayan directo a buscar al grupo en el internet a escuchar sus canciones a detalle. Solo así entenderán por qué han sido elegidos por el Nrmal para formar parte de una de sus ediciones más ambiciosas en mucho tiempo. Vale mucho la pena cotorrearlos.