El camino del "Salmón", con más rumbo que nunca