El nuevo disco de Kanye West fue co-producido por Paul McCartney | Freim