Florence + The Machine- How Big, How Blue, How Beautiful

florence-welch-marie-claire-2012

La banda británica liderada por Florence Welch, Florence + The Machine, estrena el día de hoy su tercer álbum de estudio titulado “How Big, How Blue, How Beautiful”, el cual incluye 11 nuevas canciones con la producción de Markus Dravs (reconocido por trabajar con Arcade Fire o Björk)y Paul Epworth (Coldplay y Foster the People).

Ya habían pasado poco más de tres años desde que nuestros oídos pudieron deleitarse con el exitoso disco “Ceremonials”, que en palabras de Florence, trató de plasmar su obsesión con la muerte y el agua. Para esta ocasión, las temáticas se alejan del discurso metafórico que nos tenía acostumbrado Welch, para darnos una enseñanza musical en cómo vivir y cómo amar el mundo que nos rodea.

El álbum abre con “Ship to Wreck”, tema con mucha energía debido a las guitarra en primer plano y las percusiones resonantes que le brindan robustez a la pista. La temática de la canción toma su rumbo desde la primera estrofa, cuando la melódica voz de Florence Welch declara “Don’t touch the sleeping pills, they mess with my head”.

Es ahora cuando se entiende que el mundo fantasioso que presentó en discos pasados desapareció para dar paso a un terreno más real, lleno de desastres, dolor y energía encontrada. La tierna Florence terminó con “What Kind of Man”, segunda canción del disco que, acompañada de una guitarra distorsionada y sólida, muestra el profundo sentimiento de una mujer en crisis por la pérdida de un amor.

Lee también:  Grammy 2017, conoce aquí la lista completa de nominados

El tercer tema es el que le da el nombre al álbum, “How Big, How Blue, How Beautiful”, el cual se caracteriza por el increíble acompañamiento de metales creados por Will Gregory, integrante de Goldfrapp, y Markus Dravs. Para Welch, este es el tema que refleja cómo siente el amor, “una infinita secciones de metales que te eleva hasta el espacio”.

Le sigue la canción “Queen of Peace”, donde la letra trata del sufrimiento y desesperación, mientras que la pista es un gran circulo con poca modulación entre los colores de los instrumentos, pero que logra acentuar la voz de Florence. Para este momento el disco comienza a disminuir de energía y el sexto track titulado “Various Storms & Saints”, continúa con la misma fórmula: La voz de Welch en primer plano y la música acompañándola en un perfil bajo.

Lee también:  At the Drive-In estrena música nueva y anuncia una gira

Llegando “Long & Lost” se encuentra la parte emotiva del disco. Con un ritmo tranquilo, las palabras de Florence se entrelazan con acordes que tranquilizan al oído de la tormenta pasada y se cuestiona si “Is it too late to come home? Are all those bridges now old Stone?”.

Con “Caught” y “Third Eye”, el optimismo de la compositora vuelve y las melodías se vuelven más dulces y rítmicas. En sus letras se puede entender que los momentos negativos son reales en nuestras vidas, pero es importante sobreponerse y seguir adelante con los mejor ánimos.

Al final del disco se encuentra “St. Jude”, tema en el cual se desarrolla una reflexión ante “las causas perdidas”, mientras que “Mother” es la muestra fidedigna del estado emocional de Florence.

En una entrevista, la cantante y compositora de 28 años, declaró que comenzó a hacer el disco en un momento muy caótico de su vida, invadida por ataques de nervios y estrés. Tal vez esa sea la razón por la que “How Big, How Blue, How Beautiful” describe emociones reales que sobresaltan el corazón de una mujer.

 

Compártenos tu opinión:

share on: