Goran Bregović en el Plaza Condesa