Huele a Té: Inglaterra comandará el Corona Capital 2013

british_music_experience_by_hope_from_dark-d47rfdj

A poco menos de tres meses de que inicie la edición 2013 del Corona Capital, el balance de bandas que se presentarán en el festival, proceden en buena parte de Inglaterra, ¿será el país favorito del rock? Con cierta regularidad suele decirse que Estados Unidos crea un género, va Inglaterra y lo mejora. ¿Será esto cierto?

Para muestra sólo basta con ver el cartel que conforma los dos días del Corona Capital: con cerca de ocho años de trayectoria, aunque considerado aún como una banda relativamente nueva, se encuentra The XX, banda del suroeste de Londres que tiene un sonido que navega entre una psicodelia rebajada, con pasajes algo oscuros y melancólicos, y algunas capas y beats electrónicos que visten su sonido. Sin duda alguna, una de las bandas más esperadas y aclamadas del festival.

De Ealing, en Londres también, White Lies trae su rock con reminiscencias a la Joy Division, en buena parte por la tesitura de la voz de su cantante, Harry McVeigh. Frecuentemente comparado con Interpol, banda neoyorquina que marcó pauta para el sonido de muchas bandas a principios de la primera década del 2000, White Lies se ha ganado un séquito de fans nutrido aunque no tan masivo en nuestro país, gracias a una trayectoria consistente con tres discos en su haber y siete años de trayectoria. Garantía de sonido new wave y estilacho bajeado en octavas.

Por su parte, TOY también es una de las bandas nóveles que causan gran expectativa entre el público mexicano. Comparados con The Horrors y con un primer homónimo alabado por la crítica especializada, TOY trae desde Londres ese sonido que aún sigue vigente en Inglaterra, el cual recicla con gusto a los ya mencionados Joy Division, aunque con coqueteos al krautrock alemán, algo de la crudeza del primer Pulp y algunos paisajes de ensueño que llegara a patentar Stereolab. Fríos, directos y medio shoegazeros, TOY promete no defraudar esa reputación que se han granjeado a poco menos de un año de haber lanzado su debut discográfico. Imperdible.

Lee también:  Ambigüedad y tibieza: Devendra Banhart en El Plaza

Sheffield tiene un lugar más refinado en el sonido habitual de las bandas de guitarras de Inglaterra, es cuna de los ya mencionados Pulp, de Richard Hawley, Gomez y Moloko, aunque también es casa de de los electrónicos y abstractos Cabaret Voltaire, el fabuloso Autechre, o el emblemático y ya fallecido guitarrista avant Derek Bailey. Es también patria de una banda que ya es considerada de las grandes y que estará en el CC13: The Arctic Monkeys, quienes no necesitan presentación y que son garantía de guitarrazos y rock a tope. Importantes para la industria musical, por haber sido de las primeras bandas en catapultarse gracias a plataformas de Internet como lo llegó a ser Myspace, The Arctic Monkeys es un grupo que cada vez gana más adeptos y tiene una energía asombrosa en el escenario. Una deuda a saldar, ya que el pasado concierto en nuestro país fue un tanto desafortunado. Sin duda alguna, de las cuatro cartas más fuertes del festival.

Para los fans de la electrónica extrema y de avanzada, el nombre de Tom Jenkinson, alias Squarepusher, es sinónimo de calidad y de sueños cumplidos. Jenkinson es una de las cartas más consentidas del reputado sello Warp Records (Autechre, !!!, Boards of Canada o el mismísimo Brian Eno), y es portador de una electrónica que mama del drum and bass, el cut and paste y la electrónica más potente y abigarrada estructuralmente hablando. Más de diez discos en su haber y casi veinte años de trayectoria artística lo avalan.

Savages es junto a TOY, aunque en mayor medida, otra de las bandas nuevas que se estrenan en los festivales internacionales de verano, que tiene en su bolsillo en este momento tanto a público masivo, especialistas nostálgicos post-rock y crítica especializada, gracias a su contundente debut Silence Yourself. Con base en Londres y una mugre distorsionada que, sí, también recuerda un poco a Joy Division, Savage está teniendo un contundente en vivo y un recibimiento excepcional, en buena medida al comando vocal de Jehhny Beth.

Lee también:  Aural día 1: de la necesidad del tiempo y el espacio

Miles Kane y Jake Bugg. Cada uno por separado, Kane y Bugg son dos de los solistas ingleses que traen la vieja tradición roquera de cantar melodías pop-rock con estilo y refinamiento inglés. Miles Kane trae el colmillo afilado de su paso por The Little Flames, The Rascals y The Last Shadow Puppets (al lado de Alex Turner de los Arctic Monkeys), y como solista lo logra con bastante soltura roquera y contundencia rítmica. Todos saltaremos y corearemos “Come Closer”.

Por su parte, Jake Bugg es quizá uno de los artistas más jóvenes, si no el que más (19 años), y otro de los grandes debuts de Inglaterra del año pasado. Proveniente de Clifton, Nottingham, Bugg es controvertido por su vertiginoso estilo de vida, todo un rockstar, pero también llama la atención por lo natural y fresco de su composición e interpretación arriba del escenario. Si sobrevive al huracán de la fama mediática desmedida, Jake Bugg podría lanzar un disco realmente legendario y consolidar algo que ya demostró que sabe hacer con gusto y calidad.

El sonido británico también se encuentra presente, aunque no en sentido estricto, con bandas del Reino Unido como Stereophonics, de Gales o Travis de Escocia. Pero no cabe duda que Inglaterra será el país encargado de tirar el festival por nuestras orejas.

No obstante, Estados Unidos no toca mal las roqueras, y habrá que revisar a detenimiento sus cartas. Falta menos.

Compártenos tu opinión:

share on: