“Indie Cindy” y el decepcionante regreso Pixie | Freim