La espera terminó: Tool, la catarsis hecha concierto