La frenética “Pura Vida Conspiracy” de Gogol Bordello

gogobordello450

El gypsy punk de Eugene Hütz y su multicultural, teatral y divertido grupo, ha vuelto, esta vez, bajo el nombre de “Pura Vida Conspiracy”.

En este, que es su sexto disco de estudio, producido por Andrew Scheps (Red Hot Chili Peppers, The Mars Volta), y grabado en El Paso, Texas, Gogogol Bordello, regresa con todo la fuerza, energía y locura a las que nos tiene acostumbrados. El disco estará disponible a partir del 27 de julio, pero la preventa ya esta abierta en el sitio del grupo.

Y es que eso queda claro desde el inicio del disco, con ‘We Rise Again’, se escucha el sello gitano y contestatario de la banda, ritmos que suben y bajan a lo largo de las canciones, que en un momento nos tienen moviendo la cabeza con un ritmo ligero y al siguiente no queda mas opción que levantar los tarros y perder todo estilo al bailar.

‘Malandrino’, primer sencillo del disco, es una muestra de que este es un disco en el que están dispuestos a experimentar influencias más universales y mezclarlas sin temor alguno, pues esta es una canción que pasa desde un inicio con toques de mariachi, un poco de reggae y que revienta con el acostumbrado punk gitano fiestero que tanto nos gusta. Y si en este punto aun guardan recato, ‘Lost Innocent World’  tiene que ser la solución. Un western, con toques disco que es imposible no bailar, probablemente el mejor tema del disco y que es como ver a Clint Eastwood en película de Tarantino.

Brindar como buen gitano y cantar hermanados en un abrazo es más que necesario cuando escuchamos ‘Name Your Ship’. Y si las ganas de fiesta aun no cesan, ‘Gypsy Auto Pilot’, con sonidos más rockeros, es el remedio para ponerse a bailar y brincar sobre la mesa de principio a fin.

En lo personal no me agrada que los discos cierren con canciones tipo Chamin Correa, pero en este caso con ‘We Shall Sail’ se agradece y es necesario, después de dejarlo  todo a lo largo de los 11 tracks previos del disco, este es el momento en el que todos deberíamos de decir: adiós, hasta mañana que siga la fiesta. Pero siempre hay algo mas. ¡Escúchenlo hasta el final!

Nada diferente a lo que nos tiene acostumbrados el grupo, pero nada decepcionante. En definitiva no es un disco para todos pues es delirio, es locura, es baile, es fiesta, es Gogol Bordello.

Compártenos tu opinión:

share on: