Las remembranzas de Laura Marling

Laura-Marling-Once-I-Was-An-Eagle

Por: Ivonne Mota | @perskita

Laura Marling es una cantante dedicada a explotar de forma única el folk mezclado con el pop inglés, cada uno de sus discos han sido parte de una evolución como artista que actualmente nos presenta en su reciente álbum “Once I Was An Eagle”.

Esta producción bajo tutela de Ethan Johns y grabado en los estudios Three Crows, expresa estilos muy sutiles, de folk puro y ritmos que tocan un poco de soul, además de que podremos escuchar el sutil violonchelo de Ruth Turberville.

Temas como ‘Master Hunter’, son parte de tantas remembranzas que han influenciado durante toda su carrera a Laura, y una de ellas es Bob Dylan (‘Tangled Up In Blue”, “It Ain’t Me Babe’).

Lee también:  5 platillos de comida saludable que son muy ricos

Así mismo es como escuchar la voz delicada y muy femenina de Joni Mitchell y Neil Young, que también forman parte de sus raíces, acompañada de una guitarra, que es la muestra de este disco.

La voz de Laura Marling, liga íntimamente cada tema y nos lleva de viaje junto con Nick Drake y Bill Callahan, y un claro ejemplo de ello son los primeros cuatro temas de este material ‘Take The Night Off’, ‘I Was An Eagle’, ‘You Know’ y ‘Breathe’.

Las canciones de este disco van más allá de lo cotidiano, su voz tiene matices oscuros y sabios que siempre parecen estar al control de nuestro alrededor. Cada balada tiene trazos de confianza y comodidad, que nos envuelven de romanticismo, como en  ‘Once’ que es la expresión de melancólica de la cantante.

Lee también:  Frank Ocean confirma sus primeros conciertos en tres años

El resto de las canciones ‘Little Love Caster’ , ‘Devil´s Resting Place’, ‘Interlude’, ‘Undine’, ‘Where Can I GO’, ‘Pray For Me’, ‘When Were You Happy’, ‘Love Be Brave’, ‘Little Bird’, ‘Saved These Words’,  son un recorrido largo e importante en el camino musical de Laura Marling.

Las 16 canciones son una inventiva exitosa que ha desarrollado, a través de sus miedos, su terrenalidad, su sangre tibia y el calor de las cuerdas de su guitarra en conjunto con las de su voz, un disco que sin dudas es más complejo que otros, pero el más gratificante de todos.

Compártenos tu opinión:

share on: