Los mejores conciertos de 2015

conciertos

Por Joan Escutia y Cassandra Lange

Cuando hablamos de música hay muchos factores que deben de tomarse en cuenta para que algo sea del interés colectivo. No solo se trata de hacer buenas canciones o increíbles discos, sino también de llevarlos a un escenario e interpretarlos de una manera que haga explotar las emociones de quien lo escucha en vivo y complementar de manera perfecta todo aquello que representa en su versión de estudio. Los conciertos son una de nuestras cosas favoritas de la vida y cada vez que vamos a uno lo hacemos con un entusiasmo como pocas veces en la vida. Un show en vivo es un momento especial y hay que darle el reconocimiento que se merece.

Contrario a otros años, este 2015 se caracterizó por la supresión de algunos festivales, los organizadores de conciertos se vieron especialmente cautos con traer grandes nombres y saturar de eventos como es costumbre, en buena medida por la situación financiera del país y sobre todo por el aumento en el tipo de cambio. Sin embargo, eso no nos impidió gozar de toquines épicos, íntimos y de disfrutar el en vivo de algunas de nuestras bandas favoritas. El NRMAL, por ejemplo se posicionó como uno de nuestros festivales favoritos en la ciudad (esperamos que algún día regrese también a su natal Monterrey, con esos conciertos de antología a los que ya nos tenían acostumbrados). Mientras que el resto de los festivales parece que sucedieron de mejor manera a sus antecesores, al menos eso se ve a la distancia. Sea como sea, fue un año de conciertos buenos en donde la pasamos bien. Así va nuestra lista para que la revisen:

Nota: Algunos videos, desde luego, no son de los conciertos mencionados.

Buenavista Social Club @ Auditorio Nacional

Lo que queda del Buenavista Social Club, junto con las nuevas incursiones que lo revitalizan, llegó al Auditorio Nacional diciendo adiós de una manera tan emotiva que provocó bailes y llantos de parte del público y de los músicos más de una sola vez. Momentos como el par de canciones de Omara Portuondo al lado de su esposo o las manos inquietas de Barbarito Torres quedarán siempre en la memoria como una de las últimas demostraciones de que la música es una magia particular que no se pierde con los años, sino que se hace mucho más aguda y meticulosa. Uno de los conciertos más viscerales que sucedieron en el año.

 

La MiniTk Del Miedo @ Zócalo de la Ciudad de México

En el marco de la llamada “Semana De Las Juventudes” se llevó a cabo un show más de La MiniTk Del Miedo en la ciudad, quizá el concierto más extraño en su carrera y por ende el que mejor cumplió los propósitos de un grupo como el que presume ser. Muchas de las personas del público no entendían lo que sucedía frente a sus ojos y el ritual de la MiniTk se vio en cada momento más incómodo que el anterior. Los rostros eran de desconcierto pero al mismo tiempo de una extraña sorpresa y emoción, casi como una evangelización en directo. La ceremonia más grande de la MiniTk en el Zócalo no se olvidará y todas esas personas que ahora son fieles adeptos sin saberlo tampoco lo harán.

 

Swans @ Nrmal

El festival NRMAL nos tenía ya en el bolsillo tras su jornada del sábado, pero la pequeña secta de fans de Michael Gira y compañía sabía que el plato fuerte estaba el domingo. Ver a la leyenda neoyorquina fue un sueño para muchos y una sorpresa para los no enterados, misma que se dejó sentir de a poco, a un volumen indecente en sus partes más álgidas.

Si hay dos palabras que contrastan pero al mismo tiempo abrevan aquella presentación en el deportivo Lomas Altas, sin duda son brutalidad y belleza. A más de 30 años de su formación, los Swans siguen proponiendo cosas nuevas, igual de oscuras y violentas, sórdidas y ofensivas a los oídos, generando un cosmos en el que el rock adquiere otra tónica, una muy agreste y directa. Pocas cosas uno queda tan sensible por una presentación de ese calibre. Fueron dos horas de pocos temas, de silencio y abstracción por parte del público. Al final, todos recogimos los cachitos de nuestro magullado cuerpo y regresamos a nuestras casas con ese silencio del que otorga toda la razón a los expertos. Increíble.

 

Pxxr Gvng @ Raymondstock Jr.

Dicen por ahí muchas veces que un concierto es el diálogo entre el artista y su público en un lugar y tiempo determinado. Si esto es cierto, entonces el show que la Pxxr Gvng ofreció en el Raymondstock durante su primera gira en México cumple con todas los requisitos para ser el mejor en mucho tiempo. No solo por saber incomodar a sus detractores en la vida real, ni tampoco por interpretar con maestría cada uno de los papeles que han sabido desarrollar con el tiempo, sino por el diálogo mismo que hubo con la audiencia que estaba presente aquel día en el Indie Rocks. No hay conversación más directa que la que reacciona de manera visceral a los hechos con la frente en alto, cara a cara y con una furia sin igual. Por poco se arman los madrazos, los pobres que todos alabamos nunca estuvieron jugando con nosotros.

Lee también:  Lugares para escuchar Jazz en la CDMX

 

Lucrecia Dalt @ Mutek México

Durante las tres jornadas previas del MUTEK en su edición 2015 pudimos ver una de sus curadurías más arriesgadas en cuanto al talento local se refiere, pero el final del sábado aguardaba algunos de los nombres con mayor sustancia en el sonido. La azotea del Foto Museo Cuatro Caminos fue el escenario idóneo para que la colombiana Lucrecia Dalt hipnotizara a unos cientos de escuchas atentos que quedamos anonadados con sus atmósferas espectrales y oscuras. La Dalt no es ninguna advenediza y sabe envolver con escasos elementos, torcidos y sutiles que encandilan a cualquiera. Una bomba de humo espesa y la iluminación idónea contribuyeron para que la esencia fuese la adecuada, en un set corto pero muy conciso. MUTEK: más de esos, por favor.

 

Run The Jewels @ Corona Capital

Hay que decirlo, el cartel de este año del Corona Capital estuvo bueno. No impora que sean detractores clásicos del festival, traer a alguien como Run The Jewels a un país como el nuestro en una época como la que se vive es algo para aplaudir. El concierto de Killer Mike y El-P aquel día en el autódromo no fue solo eso, sino también una exhibición pura de un levantamiento de inconformidad al unísono, un furioso episodio de rabia que hacía falta en la ciudad y un poderoso manifiesto a las rimas con huevos. La gente se volvió loca con cada canción y el trío arriba del escenario se fue sabiendo que, por lo menos, la rabia se escuchó en un lugar más del mundo aquel día. Hay que agradecerlo.

 

Deltatrón @ Limbo Club

Antes de que Deltatrón visitara la ciudad, Chakruna estuvo cotorreando un rato por acá como la antesala a la invasión de Terror Negro en México. Cuando Deltatrón llegó todo explotó y su gira fue desde lugares como Puebla o Guadalajara hasta las mejores fiestas del D.F. Una de ellas fue el volúmen tres de “Rósame La Pistola“, la celebración a RIP y una de las mejores noches de los últimos meses. Ahí se vivió un maratón de reggaetón que incluía a gente como el Dj Krizis, el Dj Bekman y los recién descubiertos T.Y, todo enmarcando el momento en el que Deltatrón destrozaría la pista de baile con cumbia, twerk, reggaetón, cumbiatón y muchos más ritmos para sudar. Gran noche, Perú nunca se vio tan cerca de nosotros.

 

Meridian Brothers @ Festival Nrmal

Ver en vivo a alguien como Eblis Álvarez es algo alucinante. Su ingenio y creatividad se encuentran en constante movimiento y cada una de sus ocurrencias son parte de un espectáculo que parece no tener inicio ni final y que sin embargo resulta extremadamente acogedor. Es cumbia, pero se escucha como ninguna otra cosa que hayan oído antes, también es un performance por parte de Álvarez en el que nunca logramos descifrar a la perfección quién es el que nos habla. Un alucinante concierto que de lejos fue una de las mejores cosas que nos dejó el Nrmal de este año. Los Meridian Brothers tienen que regresar algún día, aquí los vamos a estar esperando hasta entonces.

 

Maligna Tercer Aniversario

Es muy complicado elegir un solo acto para resaltar en un evento como lo fue el más reciente festival de Maligna, uno de los sellos nacionales más cool y el lugar más oscuro de la música electrónica con el que cuenta nuestro país actualmente. El Centro de Salud se convirtió en una casa para los artistas del sello e invitados en donde los beats duros nunca pararon y la complejidad de las producciones fueron los protagonistas. Un festival sui generis en donde se presentaron cosas que iban desde el techno poderoso de AAAA hasta la abstracción dura de otras cosas como HD XD y el performance de Abyss X. Definitivamente una de las mejores noches que vivió la ciudad en el año para no olvidar.

 

Grupo De Expertos Solynieve @ El Plaza Condesa

Uno de los conciertos más vacíos a los que hemos asistido, pero al mismo tiempo uno de los más íntimos y hermosos. El grupo alterno de Jota de Los Planetas se animó a tocar ante menos de cien personas, en un Plaza Condesa que suele verse portentoso cuando está a más del 50% de su capacidad. Con todo y su universo localista enclavado en la vida sencilla y rural de Granada, la también llamada “Cultural Solynieve” ofrecieó un recital rico en melodías, emotividad y sencillez. Grandes músicos haciéndolo increíble sin mayor pretensión que la de compartir letras hermosas y analogías que cualquiera que haya querido escapar de la vida moderna sabe apreciar. Pocos afortunados, pero mucha calidad española. Como dijeran ellos mismos: se ve que hay calidá, tío. Chulísimo.

www.youtube.com/watch?v=gdjfGx6MiZw

 

The Libertines @ Corona Capital

No hace falta decir una vez más que la reunión de los Libertines era la apuesta más grande del Corona Capital de este año. Lo que sí hay que recalcar es que se trató de uno de los momentos más emotivos de todo el festival y probablemente de todo el año. Ver a Doherty y Barat interpretando uno cercano al otro, abrazándose, delirando en vivo y pasándola bien es algo que todos esperábamos pero que nadie imaginó que sucedería como lo hizo. Los Libertines siguen sonando bien a pesar de los años, las peleas, las adicciones, los rencores, los olvidos y demás. Es algo que cualquier fan aprecia y ese día en el Capital todos salimos aplaudiendo lo bueno que puede ser un concierto como éste.

Lee también:  10 canciones de amor para dedicar

 

Blur @ Palacio De Los Deportes

Esperando que algún día dejen de llamarle rocktubre, el mes con mayor número de conciertos albergó un show que de entrada pintaba para garantía y coreo masivo de hits, sin embargo, el del jueves 15 de octubre fue por mucho el concierto que la resucitada banda inglesa le debía a México, mostrando su calidad, calidez y colmillo sacando rolas nuevas, entregando un show emotivo, sobrio y que no quedó a deber nada a los fans de tuétano duro y a los villamelones hijos de “Song 2” y “Girls & Boys”. Las arrugas en la voz de Albarn y el cansancio del resto del grupo no son sinónimo de aferre ni de nostalgia barata, sino de belleza y decoro musical que se disfruta de forma sólida y conciza. Bárbaros, el pop que hacen sigue tan en pie que uno no puede hacer más, sino rendirse ante su magia y grandeza para seguir confeccionando canciones increíbles.

 

Dj Blass @ Residencia NAAFI Vol. 2

Tener a una leyenda en vida armonizando la pista de baile dentro de un museo de arte contemporáneo es un privilegio que pocas veces uno se puede dar. Mucho más si antes de él hubo un séquito de productores que calentaron todo con ritmos como el dance hall, el dembow y el reggaetón. Cuando Dj Blass hizo lo suyo en aquel segundo volumen de las residencias de NAAFI en el Museo Jumex no podía salir nada mal. El tipo mezcla como si fuera un talento de nacimiento y demostró que es el mayor conocedor de reggaetón en el mundo, además de uno de los visionarios de la música emergente mejor catalogados. Fue una locura total escuchar todo su set y todo un placer perderse entre ritmos calientes hasta que el museo dejara de temblar. Pocos días como esos, vale la pena no olvidarlos.

RESIDENCIA: N.A.A.F.I @ MUSEO JUMEX VOL. 2 from FVGA on Vimeo.

 

Snoop Dogg @ Ceremonia

Todo mundo sabía que lo que haría Snoop Dogg en su visita al Ceremonia sería algo que probablemente podría ser tachado de ridículo e incluso de carente de fundamentos, ideas y creatividad. Sin embargo fue todo lo contrario. El concierto de Snoop fue un popurrí de sus canciones más emblemáticas, así como una broma de buen gusto para todos aquellos que estuvimos frente a él. No importa si se armó de canciones clásicas para validar su trabajo porque la manera en que lo hizo fue digna de aplausos y tremendamente divertida. No se enojen por haber perdido tiempo viéndolo entre la lluvia y el lodo, mejor recuerden que fue una de las cosas más divertidas que pasaron en este 2015 sin problemas.

 

Neon Indian @ Zócalo de la Ciudad de México

Un disco como “Vega Intl. Night School” se escucha mucho mejor con cada nueva vuelta que se le da. Por ello es algo increíble regresar a cuando todos lo escuchamos por primera vez en el corazón de la ciudad. La presentación de Palomo y el resto de Neon Indian en el Zócalo no fue solamente un show de remembranza, sino también una perfecta exhibición de todo aquello que vendría después en el disco. Escuchamos las canciones antes que nadie en el mundo en vivo y desde ese momento vislumbraba un futuro prometedor para todas. Lo fue. Ahora recordarlas en vivo sin contexto resulta un ejercicio de nostalgia particular que, desde luego, es mucho más efectivo si se escucha el disco una y otra vez sin parar.

 

Inga Copeland @ Bucardón

Cuando piensas que has visto todo lo mejor del año en materia de conciertos llega diciembre para estirar la liga. La otrora compañera de batalla del gran Dean Blunt, Inga Copeland se presentó en un local del Centro Histórico, muy querido por los amantes de la experimentación y las presentaciones de corte íntimo. La otra mitad de los legendarios Hype Williams se trepó en sus máquinas el pasado miércoles 3 de diciembre para dar una presentación en donde ofreció material nuevo, cosas reversionadas siempre con su halo abstracto, mutante y atmosférico, en un set de poco más de 40 minutos en donde el embrujo se hizo sentir recio. Una completa cabronería digna de recordarse para despedir el año.

 

Compártenos tu opinión:

share on: