Me lo dijo René Cardona Jr.; La saga

1003091_546438138751401_1356579135_n

Por Augusto Lecona

Se realiza una saga en el cine cuando alguna cinta alcanza un éxito rotundo que le permite a directores y productores realizar cuantas secuelas quieran de la misma.

Según los grandes amantes del séptimo arte y uno que otro intelectual de moda que camina por algunas colonias de esta ciudad, hay sagas que apestan y la verdad (no siendo un intelectual) es que si, ¡Apestan! (Me refiero a esas de vampiritos wannabe).

Ya entrado en el tema, quiero hacer mención de una saga mexicana con la que crecí y que podría casi asegurar que todo mexicano que vivió en los emblemáticos 90´s la tiene presente, recordemos juntos entonces aquel “Si bailas de aquí pa ya – Pasito tun tun, pasito tun tun”. Sí, el paso de los años no borra de mi mente la ilusión de entrar a algún baño público y encontrarme con un tigre, o que en alguna calle de la ciudad, una mujer me pida tomar una grabadora para bailarme Striptease y luego me sorprenda exigiendo una paga estratosférica, o que mejor que simular ser una persona invidente que importuna todo el tiempo a la gente en la playa, ¿Cómo podría hacerlo, repetirlo y grabarlo por 8 veces? La verdad no tengo la respuesta, me interesaría descubrirla, pero prefiero seguir guardando luto a esas enigmáticas cintas.

Lee también:  M83 musicalizará un nuevo show del Cirque du Soleil

Acapulco, cuerpo y alma.

Mientras las grandes productoras gastaban millones y millones en sets y locaciones en los 90´s (caso Jurasik Park), la saga de la risa en vacaciones paso grabando toda esa década en un set tan natural como inigualable y paradisiaco, su nombre “Acapulco”, tres actores principales, extras simultáneos y un sinfín de “inocentes victimarios” conformaban el plano necesario para inmortalizar las bromas premeditadas de una historia que no contaba nada.

Lee también:  Jimmy Kimmel será el host de los premios Oscar 2017

El efecto Canal 9

El ahora Galavisión, era el canal dónde domingo a domingo podías sentarte y mirar clásicos del cine mexicano, películas de Pedro Infante, Cantinflas, Clavillazo, Tintan, Rafael Inclán, Chatanuga, Carmen Salinas y por su puesto las de Pedro, Pablo y Paco eran repetidas tanto que uno sabía lo que pasaría después del comercial, además, aunque presumas que lo tuyo lo tuyo no era esto e incluso le llamarías un desperdicio, contaminación visual, nacada o insulto cinematográfico; para ahora presumir que experimentas la sensibilidad del cine y que eres un artista al que George Lucas le enseñó todo lo que sabes de una buena saga, lamento decirte que como yo, primero conociste a Rene Cardona Jr.

Si te las perdiste, quieres revivirlas o conocerlas, visita este link:

Compártenos tu opinión:

share on: