Morrissey – “World Peace Is None of Your Business” La paz no es su negocio, la música sí

moz

@alandmc

Recientemente hemos escuchado algunas noticias sobre el estado de salud de Morrissey, motivo por el cual se ha visto en la necesidad de cancelar sus presentaciones en vivo, así como algunas fechas de giras, o en su caso giras completas, muchos se alega de esta situación, la realidad es que nos topamos con un hombre de 55 años, como bien dice el dicho, no es lo mismo los tres mosqueteros que 20 años después, el cansancio y la edad son factores que tal vez estén pesando para el cantante a la hora de subirse un escenario, no es al primero que le pasa a esto, aún extrañamos los escenarios donde David Bowie se hacia presente, lamentablemente el tuvo que decir adiós a la giras, no así a la música, regalándonos el clandestino e inesperado “The Next Day”. A qué viene la comparación, esta situación de salud no impide que el trabajo en estudio se arruine y nos pueda regalar muy buenas cosas, esa es la similitud entre ambos cantantes. Luego de un periodo de espera, que implicó una autobiografía y un vinyl tributo a Lou Reed, llega a nosotros el más reciente álbum del cantante Británico Steven Patrick Morrissey, el cual suma su décima producción discográfica.

“World Peace Is None of Your Business” es el álbum con el cual regresa a la boca de fanáticos y amantes del rock de los ochentas creado en Inglaterra, el resultado a la hora de escuchar es simplemente genial, ya que el cantante se encerró en el estudio y nos regaló 18 pistas las cuales valen la pena mencionarse.
El álbum comienza con ‘World Peace Is None of Your Business’, el cual da nombre al material, de igual manera, en éste nos topamos con un track de inicio largo, para luego explotar entre guitarras de distorsiones lejanas, un beat poco convencional y la poderosa y característica voz de Morrissey, el cual contiene gran carga social en sus palabras. Uno de los tracks a destacar de esta producción, se presenta bajo el nombre de ‘I´m Not A Man’, tema de casi ocho minutos de duración que es como un sube y baja de ritmo, empieza de forma lenta, para explotar gracias a sus imponentes secciones de percusiones, para luego apagarse y escuchar una parte lenta, la cual es sostenida por la voz del cantante, a pesar de ser largo, no se torna pesado.

Lee también:  Las mejores series de 2016

Otro tema a destacar es ‘Istambul’, track sustancioso, de guitarras distorsionadas, sintetizadores dominantes y coros pegajosos, que unidos crean una pista divertida, escuchable e interesante para la propuesta del álbum, el solo es muy tranquilo y los arreglos le dan un tinte fantasmagórico, para luego poder escuchar unas guitarras flamencas, que dan el inicio a ‘Earth Is the Loneliest Planet’, el cual diversifica un poco el sonido del álbum,  mucho de ello gracias a sus secciones de acordeón y uso de instrumentos poco comunes para el cantante, esto ayuda a no crear linealidad en las canciones.

‘Kiss Me A Lot’ es un tema que hubiéramos podido escuchar en cualquier disco dentro de su etapa con The Smiths, ya que el estilo vocal asimila mucho esto, sin importar este factor, nos topamos con una pista repetitiva, de coro pegajoso, y con arreglos de guitarra clásica, así como beat fuerte que, al combinarlo con una guitarra distorsionada, nos da un tema selvático, con sentimiento e interesante. Uno de los tracks que también se destaca se llama ‘Smile With Knife’, el cual presenta un ambiente denso, la pista empieza con la guitarra y voz de Morrissey, la cual sostiene la canción, que va explotando, e integrando más elementos mismos que se cortan de repente para continuar el ritmo lento, este track tiene un buen tratamiento de postproducción, el cual ayuda a que los cortes sean de tajo y eso brinde inestabilidad en la pista.

Otro de los temas que podemos escuchar es ‘Oboe Concerto’, tema lento, de guitarras limpias y ambiente tranquilo, como para escucharla mientras la lluvia cae, tiene un estilo de balada rock, el cual es adornado con un oboe fantasmagórico, con un poco de psicodelia en su sonido, un track fresco y agradable. Poco después se hace presente ‘One of Our Own’ tema que se sostiene de su piano dinámico y un beat de batería sencillo, el cual aunado a una guitarra acústica, nos da como resultado un track diferente dentro del material, sus arreglos de guitarra le dan armonía y le resta sobriedad.

En particular ‘Drag The River’ es un tema de los que más destacamos de la producción, es lento, inicia con algunas guitarras acústicas, y arpegios, que explotan con una poderosa batería, es de esos tracks que se tienen que escuchar en vivo, gracias a su composición y equilibrio, te dejarán un buen sabor de boca, mientras esperamos la llegada de ‘Forgive Someone’ que inicia con algunos arreglos de sintetizador, para luego desembocar en un ritmo muy apegado al R&B cincuentero, pero con elementos de hoy en día, como sintetizadores y distorsiones, lo cuales se rodean perfectamente bien con la voz del inglés.‘Julie in The Weeds es el ultimo de los tracks a destacar dentro de esta obra, en la que podemos escuchar un sutil acordeón, que sumado a sonidos distorsionados de la guitarra y un consistente beat, nos da un tema fuerte, que llega a su punto más alto en el puente musical, el cual llena de diferentes texturas el espectro sonoro.

Lee también:  Mira en un video todas las películas que salieron en 2016

En general no topamos con un disco de una instrumentación excelsa, muchos arreglos bellamente armonizados que no suenan excesivos, por lo tanto brinda una diversidad sonora y plasma muchos matices de forma ejemplar.

Con el avance de las pistas nos vamos topando con diversidad y un concepto sólido para un álbum, esa nostalgia en el canto de Morrissey exigió un uso diferente, lo cual permitió que el intérprete se diera libertades vocales, eso se agradece mucho, claro que a pesar de esto no significa un cambio radical en el estilo del cantante. Podemos escucharlo en gran forma dentro de esta producción, su voz no ha cambiado con lo años, sólo el estilo musical, eso le da creces a la hora de escuchar.
A pesar de esto existen algunos aspectos negativos dentro del material, uno de ellos es definitivamente la duración, ya que el álbum se torna bastante largo, cuenta con secciones musicales muy largas, los intros en las canciones son muy largos, como si se tratara de alguna canción de rock progresivo, por lo cual puede llegar a aburrir, fuera de esto, nos topamos con un gran álbum, de mucha composición musical y los clásicos mensajes políticos y sociales que el cantante imprime en sus canciones, es recomendable, en especial si gustas de The Smiths y claro del trabajo en solitario del cantante, si viste “500 Days Of Summer” y sólo conoces las dos canciones del soundtrack tal vez no te agrade del todo, sin importar eso, cualquiera puede escucharlo y cantar directa o indirectamente a ritmo de uno de los personajes más excéntricos del rock británico.

Compártenos tu opinión:

share on: