Mujeres con poca ropa: La sensual veneración de la naturaleza