Muse, el legado del rock inglés. Parte I