Neblina purpura con Wolfmother en el José Cuervo Salón

Wolfmother-jose-cuervo-salon-2014-01

Por Chip Castillo | Fotos cortesía: OCESA

A Osvaldo.

Apenas es mayo y la presentación de Wolfmother ya se perfila para uno de los mejores conciertos de 2014, y es que los australianos no repararon en dar todo sobre el escenario. A pesar de la inclemente lluvia y de que un servidor llego empapado al concierto, los ánimos estaban a todo. Entrando al recinto me encuentro con una de las mejores sorpresas: Kadavar… trato de acercarme al escenario y veo a tres tíos con melenas rubias y larguísimas, su guitarrista y vocalista, que se parece un chingo a Opie de Sons of Anarchy, derrochaba estilo, puros riffs pesadotes y su voz toda pacheca. Kadavar suena mucho a las mejores épocas de Fu Manchu y por momentos me recordaba a Kyuss. En este punto no sabía si eran las drogas, el whisky o mis analgésicos pero sentía que Kadavar se podría llevar la noche. En conclusión con el telonero, rock bien chingon, setentero, stoner, de hombres barbudos.

kadavar-jose-cuervo-salon-2014

En lo que salía Wolfmother aproveché para ir a comprar mi disco y pedir más whisky, pero ¡ohhh sorpresa!, en menos de 5 minutos la banda ya estaba arriba, no me quedó de otra que apurarme para asegurar un buen lugar. ‘Dimension’ fue la primera rola y todo el José Cuervo explotó, el bajo sonaba bonito, la guitarra medio bajita y la voz casi imperceptible por la euforia de la gente. Andrew Stockdale incitaba a gritar más, en este punto me encontraba con unos gorditos heavy metal, que me decían –ahhh ira, se parece al Ozzy Osbourne o al vocalista de los hives- y si, durante el concierto percibí un aire de Ozzy en el frontman de Wolfmother. La tercera rola fue ‘Woman’ en donde a la mitad se aventaron un solo de teclado que por la vestimenta del bajista, me imaginé que estaba viendo a Hawkind, así de cabrón sonaba.

Lee también:  Bob Dylan rechaza la invitación al evento del Premio Nobel en la Casa Blanca

Wolfmother-jose-cuervo-salon-2014-06

Llego el momento de presentar “New Crown” y la canción elegida fue ‘I Ain’t Got No’, el público como que aún no recibía muy bien los temas del nuevo disco, o tal vez porque el inicio fue avasallador. Unas rolas más y llego ‘Apple Tree’ de mis favoritas del primer disco, una vez más Stockdale demostrando que él es la mamá de los lobos.

Wolfmother-jose-cuervo-salon-2014-02

A la mitad del concierto, Andrew, haciendo las plácemes para las niñas, se quitó la camiseta y la guitarra, para bajar a cantar la canción más punk que tienen en su repertorio: ‘Feelings’. El setlist fue muy parejo, parecía que se iba a ir cargado hacia el reciente álbum, pero no, hubo de los tres discos.

Lee también:  Disfruta del universo de Stanley Kubrick en la Cineteca Nacional

Wolfmother-jose-cuervo-salon-2014-05

Los gritos continuaban, el público no dejaba de brincar, y celebrar cada solo que hacían, ya fuera de teclado o guitarra. También hubo cambios de playeras y muestras de aprecio de Stockdale al darle cerveza a los fans que se encontraban hasta adelante.

Wolfmother-jose-cuervo-salon-2014-03

Al final una versión muy ruidosa de ‘Colossal’ marcó la despedida para el grupo australiano, pero el público mexicano fiel a la tradición de –otra, otra- hizo que la banda regresara y nos recetaran ‘Joker & the Thief’, cuando el riff de inicio sonó toda la gente corrió de regreso, pues muchos ya empezaban a salir, incluso un godinez se quitó su corbata y gritó -A huevoooo-. Así fue el fin de la presentación, Wolfmother ya no tenía nada más que ofrecer y nosotros no teníamos nada más que pedir. Estaba satisfecho, además fue como un 2 X 1, Kadavar es una bandotototota y Wolfmother es como Bic, no sabe fallar.

Compártenos tu opinión:

share on: