Noche de destrucción sinfónica, Megadeth en el Palacio de los Deportes