NRMAL 2015: el poder de una kermés entre compas

festival nrmal 2015

El NRMAL 2015 es la sexta edición del festival y muchas cosas han pasado desde aquella primera emisión (2010) en la que entre cotorreo y cábula de lo que fuera una suerte de kermés de amigos, se fue convirtiendo poco a poco en uno de los festivales más queridos de México, por su diferencia, curaduría y experiencia particular, hasta llegar a ser una plataforma creativa que no requiere de patrocinios ostentosos ni de logísticas masivas.

Simple y sencillamente es el gusto y apuesta por propuestas frescas y el trabajo en equipo lo que lo ha venido consolidando al NRMAL como el festival que es hoy en día. De cara a su sexta emisión, platicamos con Moni Saldaña, Poncho Muriedas y Pablo Martínez, quienes encabezan el festival, sobre el pasado y estado actual del NRMAL, sus perspectivas, por qué este año la edición originaria de Monterrey descansa y qué es lo que hace que este festival truene los chicharrones como ningún otro en el país.

 

– Los festivales en México son una inversión a largo plazo, tardan en consolidarse y desarrollarse. Sin embargo, NRMAL ha crecido a pasos agigantados en sus casi seis años, ¿dónde está parado el festival ahora?

Pablo Martínez (PM): el festival ha crecido año con año, y sí hay una diferencia importante hoy en día pero sin perder la esencia de su contenido, desde aquella primera fiesta que fue más como una kermés en la Alianza Francesa. Pero la visión siempre fue llevarlo a otra dimensión, y hoy en día nos sentimos a gusto con el tamaño que tiene.

Alfonso Muriedas (AM): Sí hemos hablado del crecimiento del festival como plataforma cultural, hay una estrategia y visión al respecto, pero queremos mantenerlo de un aforo no mayor a 5, 000 personas porque si no perdería su esencia. Estamos en un modelo y planteamiento que ahorita nos funciona.

– De su edición 2011 al año siguiente, el NRMAL creció de forma agigantada y ya en 2014 llegó a DF. ¿Cuándo surgió la idea de crear un festival con estas características y cómo fue que se animaron a extenderlo a DF posteriormente?

PM: por un lado surgió de nuestra experiencia de asistir a festivales en donde conocíamos música y artistas bien diferentes, descubrir cosas nuevas. Por el otro lado, fue descubrir que México estaba teniendo muchísimo talento nuevo, que no se les daba tanta oportunidad de tocar para su público local. Además, también estaba el contexto de los festivales masivos en los que sólo se les daba chance a artistas consagrados o los mismos headliners internacionales. Fue un poco decir “México y Latinoamérica también tienen talento a la par de ‘los grandes’ del resto del mundo, sólo se requiere que alguien les dé el espacio de tocar, que alguien levante la mano y los escuche público”.

Moni Saldaña (MS): fueron diversos factores lo que nos hicieron decidir traerlo a DF; nos dimos cuenta de que poco más del 30% de los asistentes venían del DF o de zonas aledañas al mismo. Otra parte fue las relaciones culturales con artistas o instituciones, tenerlo en la Ciudad de México ayudaba a fortalecer esos vínculos y explorar más, para así experimentar con la programación del festival.

Lee también:  Festival Nrmal 2017. Cartel, sede, precios, boletos, horarios

– El NRMAL también ha abierto brecha en la generación de espacios poco convencionales para hacer eventos. ¿Cuál es el criterio para escoger un venue?

AM: El lugar en el que se hará este año en DF, y en el que se hizo la emisión pasada, es un deportivo que tiene un esquema público-privado que nos permite hacer el evento, es una opción para nosotros y cuando nos acercamos buscando espacios resultó que todo estaba amable para su realización y además tiene áreas verdes, que eso es muy importante para nosotros.

PM: de alguna manera hemos sido “pioneros” en descubrir nuevos espacios. Y eso ha sido también un elemento a sortear, ya que posteriormente esos lugares los han activado para hacer conciertos y aumentan de costo, lo mismo sucede con algunos artistas de los carteles, que los hemos querido “bookear” de nuevo para otros eventos y aumentan de precio las presentaciones, se ponen fuera de nuestro alcance y del radar del festival. Y no es queja, lo decimos con orgullo porque también es parte de la indiosincracia de NRMAL…

AM: aunque también cabe mencionar que buscar un lugar distinto complica la logística, si bien no es como “empezar de cero” sí es pesado volver a diseñar toda la producción. Pero la experimentación porque sea una experiencia distinta es primordial.

– Va derecho: al inicio, para su edición 2015 habían anunciado fecha para Monterrey, ¿por qué no se hará esta vez allá?

AM: al principio habíamos anunciado ambas fechas, y esto quería decir que teníamos confirmada fechas y artistas. El no hacer Monterrey este año implica una gestión logística que se nos complica y una decisión que no fue fácil de tomar, todo lo contrario: tomamos la decisión difícil…

MS: fue ajustarnos también a las circunstancias. Monterrey está pasando por un momento en el que el apoyo y colaboración con instituciones es complicada. No es tan fácil como decir “el próximo año sí se hará”, sino que tendría que cambiar un poco el panorama cultural, de colaboración entre organismos, que se sensibilicen más ante propuestas diferentes como el NRMAL.

PM: pese a que Monterrey es una ciudad muy avanzada industrialmente hablando, también el NRMAL surgió de una ausencia cultural, fue un regalo para la ciudad, algo que nos gustaría que alguien más hubiera hecho por nosotros (…). Sin embargo es muy difícil lograrlo por ahora, sobre todo en un entorno en donde nos tronamos los dedos por vender mil boletos, por ejemplo.

Lee también:  Festival Nrmal 2017. Cartel, sede, precios, boletos, horarios

– ¿Cuál ha sido el aspecto del NRMAL que les ha dejado mayor aprendizaje?

AM: todos hacemos de todo y hemos aprendido de todas las áreas, desde innovar un poco y hacer que las bandas toquen en un contexto diferente, hasta cuestiones de audio, montar una carpa… En las finanzas también se ha aprendido un montón, porque hay que plantear un modelo de negocio sustentable; todas las áreas del festival están enfocadas a generar un diálogo con la gente y hay que pulir esos aspectos (…). NRMAL está conformado por gente muy gente que se dedica a muchas cosas, no únicamente a un solo, es un proyecto enfocado a que crezcamos a nivel personal.

MS: el festival no es el fin primordial de NRMAL y la colaboración con artistas, instituciones o patrocinadores no es bajo un esquema de proveedor-cliente, por eso también la idea de incluir otras actividades en el festival (gastronomía, literatura, artes visuales, mercado emergente, etc.). Somos una gran comunidad que cada emisión tiene esta celebración en un lugar físico, pero tenemos trabajo, aprendizaje y actividades distintas el resto del año.

– ¿Cuál ha sido el momento más memorable a lo largo de estas cinco emisiones?

PM: de 2014, tengo muy presente la imagen de DJ Rashad cerrando la carpa llena, todo el mundo loco, baile y baile. Fue muy emotivo.

MS: Este año (2014), cuando Blood Orange tocó en DF y toda la gente se subió a bailar en el escenario; estábamos todo el equipo viendo al escenario y regresando a ver a la gente, y no saber si seguridad iba a reaccionar o si se iba a gestar un caos (que afortunadamente no pasó), nos volteamos a ver con una expresión de “esto es la esencia del NRMAL”, tuvo mucho sentido y fue parte de un momento de satisfacción muy especial.

– En un entorno de muchos festivales pero pocos con estas características, ¿hacia dónde perfilan el NRMAL a futuro?

AM: la lógica es generar más vínculos y alianzas estratégicas a nivel internacional, y posicionarlo aún más a nivel local. Mantener el mismo discurso de diálogo y actividades distintas.

MS: seguir con la visión de nuevas propuestas y actos novedosos, que sean poderosos en vivo; crecer más en impacto y no necesariamente en tamaño. Que tanto público e industria encuentren un punto de encuentro para todas esas cosas que nos apasionan y suceden en el mundo.

Para su emisión 2015, el NRMAL pule aspectos, disminuye número de bandas y reconfigura los sets de las mismas para mayor disfrute de la gente, con un lineup cada vez más ecléctico. El 28 de febrero y el 1 de marzo la cita será en el Deportivo Lomas Altas. El cartel y los boletos ya están listos y dispuestos en  http://2015.festivalnrmal.net/

Escucha el cartel completo del NRMAL 2015 aquí. 

Compártenos tu opinión:

share on: