Paramore se quedó en el corazón del público

Foto: Chino Lemus/OCESA.

Desde varias horas antes de que empezara el concierto, el Palacio de los Deportes ya estaba colmándose de fans fervientes que tras 5 años de ausencia de la banda, la emoción por corear sus canciones era comprensible.

La agrupación Twenty One Pilots fue la encargada de ir preparando a la multitud a un concierto lleno de energía y un sonido increíble, realmente consiguieron prender al público que sin reparo gritaron y bailaron al ritmo de sus temas. Con una completa entrega en su presentación fueron ampliamente amados por los mexicanos, y de regalo a su partida, lanzaron sus baquetas al mar de gente.

Foto: Chino Lemus/OCESA.
Foto: Chino Lemus/OCESA.

 

El lugar se encontraba prácticamente lleno, las sonrisas en los rostros eran inevitables, y después de varios intentos una “ola” muy bien lograda dio la vuelta acompañada de aplausos y gritos, el compañerismo por ser fan de la misma banda unía risas, canciones de adolescencia, recuerdos de juventud se filtraban en el ambiente, las luces se apagaron y un grito al unísono retumbó, una dulce melodía se abrió paso entre las vocales eufóricas, ‘Interlude: Moving On’ con Hayley y Taylor, dio comienzo a la gran noche.

Lee también:  Audri Nix en las sesiones de Freim, 8 años en linea
Foto: Chino Lemus/OCESA.
Foto: Chino Lemus/OCESA.

Con un inicio excelente, el grupo rápidamente creó conexión con sus seguidores, la bandera de México hizo su aparición en los brazos de Williams, y la avalancha humana se intensificó.

‘Misery Business’ retumbó con unos guitarrazos mariacheros que se diluyeron rápido y fluidamente para dar forma al tema original. Jeremy Davis, Hayley Williams y Taylor York dominan perfecto el escenario, ‘Decode’, ‘Renegade’, ‘Ain’t It Fun’ fueron interpretadas con mucha fuerza, corren, brincan, estremecen con su show, los músicos sincronizan muy bien, se ve como disfrutan cada acorde, la emoción se trasmite.

Foto: Chino Lemus/OCESA.
Foto: Chino Lemus/OCESA.

Las luces se atenuaron, los celulares iluminaron como velas y ‘The Only Exception’ salió de la voz de Hayley y cientos de gargantas llenas de pasión dieron vida a uno de los grandes éxitos del grupo.

Lee también:  Frank Ocean confirma sus primeros conciertos en tres años

La interacción con el público fue constante, entre 1, 2, 3 y…¿one? Promesas de volver antes de cinco años, y agradecimientos por ser parte del mejor show que han dado en su carrera, su deseo de hacerlo memorable los llevó a invitar a varios fans al escenario para el tema ‘Anklebiters’.

Foto: Chino Lemus/OCESA.
Foto: Chino Lemus/OCESA.

Fue en ‘Still Into You’ donde el público cubrió el lugar de globos blancos y azules creando un divertido espectáculo en conjunto con la banda.

Con cañones de confeti para el gran final, si algo quedó claro es que fue un concierto inolvidable para muchos, donde Paramore y sus fans consiguieron crear un nexo que quedará marcado por mucho tiempo en una emotiva experiencia.

Compártenos tu opinión:

share on: