Como vencer las adicciones en 5 películas de Bruce Lee

Películas de Bruce Lee

Cuando era morro mi padre quería que yo fuera karateca. Así que entrené muy duro para ser todo lo contrario. Caí en lo más profundo de las adicciones y resurgí de ellas, años después, como ave fénix  que retorna a su nidal, gracias a las enseñanzas del maestro Bruce Lee. El Dragón de San Francisco me enseñó todo lo que sé, durante mi adolescencia vi la película The Orphan en donde un Bruce Lee de mi edad me enseñó la música punk y las peleas callejeras. Me volví peleador callejero, sin ley y sin técnica porque mi técnica era no tenerla, yo peleaba sin pelear (cito las palabras de mi maestro Lee). Sin embargo las peleas en la colonia no me redituaban ni un mísero centavo. Cambié de estrategia, practiqué la Lucha Libre de manera profesional. En ese rubro fui Campeón Welter del Mercado Benito Juárez de mi colonia pobre en San Ecatepec de los Obreros. Abandoné el deporte de las llaves y los costalazos cuando Conchi, la despampanante rubia que vendía garnachas, me  dijo: “la lucha libre es mentira, ensayan los movimientos y se ponen de acuerdo antes de salir al ring”. En ese momento yo estaba más interesado en las rubias que en la credibilidad de la Lucha Libre.

Lee también:  Mira unas de las portadas más emblemáticas de la música hechas gifs

Entonces me pasé a las Artes Marciales Mixtas debido a un romance que tuve con una promotora de eventos y espectáculos para adultos. En el mundo del octágono pude obtener otro título que duró dos años en mi cintura hasta que una lesión causada por la presión que me produjo una llave de sumisión, me retiró de los deportes de contacto para siempre. Ahora me dedico al periodismo Bruceleeano, soy especialista en las películas de Artes Marciales, doy clases por internet de Wing Chun –como mi maestro Bruce Lee–, también imparto el taller “Técnicas para escribir artículos sobre el cine de Bruce Lee” en la Facultad de Filosofía y Letras, y actualmente escribo un libro de autoayuda titulado  “Cómo vencer las adicciones en Cinco Películas de Bruce Lee”. Un intenso tratado de superación personal, basado en los 5 pasos de AA pero, a través de la religión BruceLeeana, una doctrina más acorde a los tiempos violentos que vivimos. A continuación expongo un resumen de mi libro para deleite de mis seguidores.

La exposición de los pasos se dará como si de un Top 5 se tratara, puesto que el conteo en el que se exponen las películas atiende no sólo a la intensidad de los consejos para combatir la adicción sino también en el impacto de las películas y su calidad, siendo también un conteo de las 5 mejores películas de Bruce Lee.

Lee también:  Mira como vuela Spidey en el primer teaser de 'Spider-Man: Homecoming'

 

Paso 5. The Big Boss. (El Gran Jefe – 1971)

No importa qué tan infrahumano sea el rodaje de tu película, el alcohol siempre te acercará a tu jefe.

No importa en qué tipo de trabajo exploten tus habilidades, ya seas redactor en Freim.tv o peón en una fábrica de hielo que trafica heroína ocultándola en los cubos de hielo.

Grabada en Tailandia bajo condiciones infrahumanas debido al ínfimo presupuesto con que contó la producción (y que se ve reflejado en pantalla).  Bruce Lee cuenta en sus diarios que durante el rodaje sólo se alimentó de bolas de arroz y raspado de limón. Esta película, cuyo éxito de taquilla fue inversamente proporcional a su presupuesto, enseña que si tu jefe te invita a una cena donde hay mujeres hermosas, buena comida y alcohol, seguramente está comprando tu silencio. ¡Aguas! ¡El homicidio es un delito que los inocentes pagan con cárcel!

SIGUE LEYENDO:

Compártenos tu opinión:

share on: