POND, nueva psicodelia necesaria para el actual orden musical

pond-hobo-rocket

por: J. Ismael Canales

 

¿Qué es lo primero que te viene a la mente al hablar de Australia? Desiertos, koalas, rugby, canguros, son las respuestas más comunes, o lo eran…

En el 2010 Tame Impala editó su primer álbum “Innespeaker” revolucionando el panorama musical con su psicodelia, pero lo que (casi) nadie sabe es que ellos no comenzaron con ese movimiento en su natal Australia, sino que fueron inspirados por POND, banda formada en el 2008 con la que incluso compartían algunos integrantes.

Con cinco años de trayectoria y cinco discos en su haber, parece que ha llegado el momento de que se le haga justicia a esta banda y así lo exigen al presentarnos “Hobo rocket” uno de los mejores y más refrescantes discos del año.

Escuchamos un suave amplificador, entran un bajo y batería trepidantes, la voz acompañada de armonías hechas por un teclado se escucha al fondo, más efectos ambientales se agregan al tema… Un pesado riff de guitarra a lo Black Sabbath comienza con la explosión, una batería destruyéndose, sonidos distorsionados por todas partes se suman, así empieza ‘Whatever Happened To The Million Head Collide’ tema que da inicio al psicodélico quinto álbum de POND. La explosión en cadena continúa, ligado al primer tema aparece ‘Xanman’ tema circular que hipnotiza por sus guitarras de sonido sucio y la agradable saturación de sonido que generan una múltiple cantidad de efectos de pedaleras que se suman al bajo y la percusión.

Lee también:  5 platillos de comida saludable que son muy ricos

Después de la tormenta viene la calma, ‘O Dharma’ es una balada, una guitarra acústica, pequeños toques de sintetizador, breves riffs eléctricos y armonías vocales son los elementos que se combinan para crear un tema reflexivo y dulce que integra a la cítara hindú y  maximiza la guitarra eléctrica para darle un giro a la segunda mitad del tema.

‘Aloneaflameatower’ conserva la fórmula de las distorsiones y atmósferas, pero muta y se convierte en un tema rápido, descarado, una especie de punk psicodélico que vuelve a la normalidad al final de la pista. Unos vientos distorsionados anuncian la entrada de ‘Giant Tortoise’ un tema cuyos versos son tranquilos y melódicos para después explotar el sonido de las guitarras y el bajo en un remolino que se desvanece de nuevo con la entrada de la lírica.

La penúltima canción de la placa es la que le da nombre al disco, ‘Hobo Rocket’ un tema que centra su fuerza en las guitarras, una cítara, una batería divertida y riffs discordantes que nos harán recordar un poco a Tame Impala. Finalmente llega ‘Midnight Mass’ un corte con varios momentos, un inicio delicado, una parte explosiva y rasposa que conforme avanza vuelve a ser ese inicio tranquilo que va creciendo lentamente hasta llevarnos a un estado de trance que nos guía pacíficamente al final del álbum,  es una montaña rusa psicodélica musical.

Lee también:  5 platillos de comida saludable que son muy ricos

Hay algo interesante ocurriendo en esta isla, se está gestando un movimiento de esos que le vienen bien a la música mundial, bandas como Pond nos hacen pensar que no sólo hay canguros y koalas en Australia, sino rock de calidad, de ese que le hacía falta a un semi monótono orden musical. “Hobo Rocket” es un álbum esencial del 2013, si la justicia existe estará colocado entre los mejores de este año y Pond será reconocida internacionalmente tal como lo hiciera Tame Impala en el 2010, estamos frente a una nueva gran banda y un movimiento musical australiano bastante interesante que puede incluso, llegar a ser histórico.

Compártenos tu opinión:

share on: