4AD. Música para dar consuelo y sentido a los años post punk