Príncipes somos y entre nombres andamos

1079077_554513937943821_1952104288_o

Por Augusto Lecona

Hace unos días nació un niño, se llama Georgito, que sea buen hijito con sus papacitos, que encienda las velas de este rico pastel.

Es el suceso que trae vuelto loco al mundo desde el lunes pasado, en México, muchas personas se quejan tanto e incluso se burlan de los nombres tan largos y extraños que se ponen en honor al tío, al abuelo, bisabuelo o hasta a la efeméride, asimismo, la burla y el asombro es hacia aquellas personas que son tan morenas y se llaman Brayan´s o que son tan rubias y se llaman Lupe´s, pero no hay de que afligirse ya en este mundo, pues el suceso también pasa en primer mundo; George Alexander Louis o lo que es para nosotros “Jorge Luis Alejandro”, es el nombre del infante heredero de la Corona de Inglaterra, ¿Coincidencia o destino? Al final, habitamos el mismo mundo.

Lee también:  Guns N´Roses estremece y detona en el Domo de Cobre

Pero yo quisiera saber ¿Por qué tanto revuelo? Pobre niño, ni si quiera sabe que es una Corona, no sabe los beneficios y la vida tan lujosa que le espera siendo el futuro Rey del Reino Unido, ¿Qué pensara cuándo vea el video de su bisabuela saltando desde las alturas en las Olimpiadas pasadas, le gustara el Palacio de Buckingham?

El pequeño ahora tiene más popularidad que Lady Di, pues no temiendo al terrorismo de primer mundo y otras cosas, le han abierto una cuenta en las redes sociales, así que si alguno de ustedes lo desea (seguro habrá alguien) se pueden comunicar con él, igual y les responde pronto.

Compártenos tu opinión:

share on: