Que quede. Antes De Que Nos Olviden, la resaca

festivalantes

(@Raika83)

Que quede: resistencia, persistencia y curiosidad. ¿Cuánto puedes ‘aguantar’ escuchando a bandas nuevas sin aburrirte? ¿Sin rezongar o quejarte que si porque no hay suficiente gente, que si el sonido no está al 100%, que si hay desfases en los horarios, etcétera? Parece que uno de los deportes favoritos,  buena parte del público mexicano de música es descalificar a toda costa las nuevas propuestas y los esfuerzos por hacer algo diferente.

IMG_1953

El festival Antes De Que Nos Olviden, celebrado a lo largo de toda la semana pasada (del 28 de julio al 3 de agosto), y que cerró con broche de oro brutal en el Salón Los Ángeles precisamente el pasado sábado 3 de agosto, fue una fotografía fiel de lo que pasa en la escena musical independiente en nuestro país. Hay de todo: propuestas más que excelentes, interesantes, diferentes y con voz propia, también hay grupos a los que aún les falta un tramo larguísimo por recorrer y una identidad que fraguar. Pero también, y amén de todo el público flotante que se dio cita de muy buenos ánimos y expectante en su mayoría, parece que hay una apatía masiva por lo que sucede por debajo del hype y el mecenazgo de las marcas, los mismos rostros y los mismos cuates de siempre parecen ser los aferrados, los necios que optan por apostar por festival tan único como el Antes…

IMG_1891

Efímeros, periodos cortos que hacen que las cosas valgan la pena previo a su desaparición; la permanencia de unos pocos son los que decidieron llegar a medio día al Salón Los Ángeles para presenciar un cartel atípico, mezcladísimo en popularidad, géneros y sonidos. El recinto del Centro Histórico nunca llegó a un lleno total ni de lejos, pero siempre tuvo a gente fluctuando entre sus dos escenarios, aquellos pocos curiosos que saben que de vez en vez su paciencia y curiosidad son recompensadas. Que siga así. Por regla, el underground sabe arreglárselas para hacer las cosas de forma independiente, sin expectativas, de forma atropellada, con sus bemoles, con sus fisuras. Quien no sepa ver el encanto en ello tal vez esté errando de festival y debería voltear a ver a lo que el mainstream le recete a cucharadas. Lo que vimos el sábado, y qué bueno que vaya siendo costumbre, fue realmente distinto y distintivo. Acá una mirada rápida a lo ocurrido.

Lee también:  ¡Por fin! Mira el tráiler final de "Star Wars: Rogue One"

Las bandas

La apuesta fue arriesgada desde el caluroso medio día en el que arrancó. Los Esquizitos, banda más conocida, añeja y popular de todo el cartel del Antes, fue la encargada de abrir la serie de sets que continuarían a manera de viaje en montaña rusa descompuesta: alguna vez divertido y sin sobresaltos (Los Blenders, Baby Nelson & The Philistines, Las Pipas de la Paz), otras extremo y groseramente turbulentos en forma y contenido garantizados (Nazareno el Violento, Apocalipsis, Pellejos y Los Macuanos), y otras francamente reveladoras e inolvidables que van haciéndose más sólidas conforme pasa el tiempo (Impvlso, Futurología y Kupa).

IMG_2075

Con algunas cosas que hay que pulir en cuanto a sonido y logística, el Antes se dejó querer y se nota el esfuerzo por cumplir en tiempo y forma con el cartel, el cual tuvo sus eventualidades inevitables, como una terrible gotera marca Diablo, que al parecer impidió la presentación de Baita Baita. También, hay que decirlo, hubo artistas que al parecer cautivaron poderosamente a los asistentes (Dani Shivers y Triple Filtro), que fueron una suerte de dream pop y low fi, de ese, que sigue en ascenso dentro de la escena local). Pero también se percibió el desinterés por propuestas que o no traían porra o aún les falta tener un sonido propio (en definitiva a The Mueres, de Chihuahua, les urge quitarse la influencia Sonic Youth para demostrar la calidad que sí tienen).

IMG_2366

Una fiesta de amigos que cada vez es más grande, una escena que sigue pujante y se ve a lo lejos que saldrá del culto subterráneo en el que se encuentra, para dejar huella sólida en la escena musical nacional y registrar mayor exposición. Al menos, las estupendas actuaciones de los instrumentales post-metal de Apocalipsis, la electrónica deliciosa de Impvlso, el noise experimental de Futurología y sobre todo el grandioso set de WYNO dieron fe de ello.

Lee también:  Lugares para escuchar Jazz en la CDMX

IMG_2440

Aunque se nota que la escena necesita salir de las presentaciones con cartel repetido cada ocho días en el DF, y que el espectro de escuchas podría abrirse a nuevos públicos, más allá de los cuates y los mismos aferrados de siempre, se percibe algo en el aire, quizás sea juventud e inexperiencia. O quizás sea el halo sutil que se asoma, de que algo grande va a suceder.

IMG_1965

Antes de que alguien más olvide su curiosidad para abrazar la indiferencia ante lo desconocido, y deje de ir a eventos tan ponedores como el Antes De Que Nos Olviden, está una reseña de lo sucedido el sábado. Antes de que se sature la red con quejas y diatribas defendiendo un “evento de calidad” o cosas tan bizantinas como “la originalidad”, está este texto. Que quede, de aquí al próximo año, por lo menos. Que quede.

Compártenos tu opinión:

share on: