Quemé mi dinero y le pegué duro al rockeo: entrevista con Belafonte