Radiohead y Filosofía: La barrera de los audífonos