Reseña: The Dragulas- Íconos Pop

the-gradulas-iconos-pop

Por Davo Valdés de la Campa

Una portada con un fondo negro, una mancha púrpura en la esquina posterior derecha y en primer plano una figura andrógina que inevitablemente nos remite a Hedwig, personaje entrañable del famoso musical de Broadway que llegaría al cine de mano de su creador y protagonista, John Cameron Mitchell. Hablo de Hedwig and the angry inch. La figura parece que canta: “All the misfits and the losers/ Well, you know you’re rock and rollers/ Spinning to your rock and roll”. Pero en realidad canta: “Quiero asaltar un Oxxo contigo.”

Se trata de la cubierta de Íconos pop, material discográfico más reciente de The Dragulas, agrupación de la Ciudad de México (ahora sí con mayúsculas) que fusiona el New Wave y Synth-Pop de los ochenta, específicamente con sonidos que nutrieron las escenas de Berlín, Londres y Madrid; la tradición escénica del cabaret y el horror show, incluso algunos elementos estéticos del glam y la carpa mexicana, esto marcado de manera mucho más clara en sus letras siempre aderezadas de doble sentido (ellos lo llaman humor jarocho) y un surrealismo de la cotidianidad nacional que siempre es divertido, irreverente y satírico.

Musicalmente se nota madurez y una exploración más sesuda de los sonidos que conforman a The Dragulas. La producción de Íconos pop estuvo a cargo de Gerry Rosado, de Discos Intolerancia, que logró no sólo realizar un disco divertido y explosivo, sino que también se trata de un material lleno de contrastes musicales, melodías pegajosas, y arreglos sorpresivos, de esas sorpresas que el oído agradece. De inicio a fin, el disco también funciona -aunque ahora de manera mucho más compleja- dentro de esa tradición rizomática de Bocanada en París, de intertextualidad, mash-up y referencialidad al mundo del pop. La mezcla da como resultado un sonido que a momentos remite a Yuri, a lo mejor de Juan Gabriel, incluso a esa televisión dogmática que educó sentimentalmente a muchas generaciones, pero también a lo oscuro y cadencioso de los sintetizadores del bajo mundo ochentero europeo.

Lee también:  M83 musicalizará un nuevo show del Cirque du Soleil

El disco abre con “Inenarrable humor involuntario”, pieza electro que sienta las bases de cómo será el viaje a través del resto de las pistas. Travesía de baile, encuentros sexuales nocturnos, desamor, enamoramiento en todas las fases que puede ofrecer la noche capitalina. Dice: “esta noche vamos a bailar (…) Esta noche te van a estrenar”. Sigue “Caníbal” que canta “sólo queremos ver el mundo arder”, desde la narrativa de una pareja vocal que disfruta a través de la destrucción de todo lo que hay a su paso sensual. Sigue “Carmelito”, pieza que además en abril fue presentado y regalado en un E.P., experimento sonoro, titulado El Caramelito Mix, en el que cuatro DJs tanto nacionales como internacionales realizaron remezclas de este tema. “20 mil leguas de un viaje submarino”es la pista número cuatro, canción que remite a sonidos marítimos, oscuros, con toques de surf y sampleos con voces orientales.

“Futuros íconos pop” es sin duda el himno melancólico del disco. Con un sonido impecable y bien asimilado de lo que fue el pop en la década de los 80 en España y México, la canción incluye arreglos de lira que nos recuerda a The Cure y momentos atmosféricos que brindan una pausa siempre necesaria para continuar la fiesta y el desmadre con “Ciento quinientos mil días en tu cama” y “Dick Balboa”, ésta última con ecos del “Noa Noa”, del cabaret mexicano y también del dance. “King Kong vs Mechanic Kong”, además de enfrentar a dos monstruos gigantescos, es la pieza que representa a The Dragulas en el ya tradicional compilado de Antojitos mexicanos.

Cierran el disco “Techno trasvesti” y “Mecánica”, piezas que vale la pena mencionar también remite a uno de los ejes más importantes de la banda, su postura social, por ejemplo como embajadores de la diversidad por el comité Orgullo Cuautitlán Izcalli en el Estado de México. Sus integrantes están comprometidos con grandes causas sociales como el respeto a la diversidad sexual y la protección de los derechos humanos de la comunidad LGBTTT. De ahí también su propuesta estética y visual en vivo y el origen de su nombre. The Urban Dictionary define “dragula” como un vampiro que se traviste. El término, surgido de la contracción de Drácula y Drag Queen, enfatiza los rasgos de sensualidad y transgresión que son fundamentales en la música, las letras y la interpretación de la banda.

Lee también:  Esta parodia del video de "Famous" de Kanye West con perritos es lo mejor que verás hoy

Íconos Pop se encuentra disponible en las principales plataformas de descarga y streaming (iTunes, amazon, Youtube, Vevo, Google Play, entre muchos otros), así como en tiendas de discos Mix Up, Primario (Merch Oficial), además en las presentaciones del grupo.

 

Compártenos tu opinión:

share on: