10 cosas que no sabías acerca del disco debut de The Doors | Freim