The Magic Numbers, un recuerdo bien vivido

CDe9EQ4UUAEgnFM

Fue hace unos cuantos años que The Magic Numbers definía el rumbo musical que tomarían algunos. La popularidad que lograron fue tan fuerte, que les llevó a tener una presentación en el escenario principal del Vive Latino. Ocho años han transcurrido, un abarrotado Plaza Condesa pedía un tiempo a solas, la necesidad se hacía inminente y la reserva, muy remota.

CDeu7eZUgAAI2Pr

La noche comenzaba con Madame Recamier, quien tras ofrecer un pequeño set de 30 minutos, emocionaba de más a la asistencia. Imposible pasar por desapercibido la gran  cantidad de personas por encima de los 26 o 27 años; a final de cuentas, esa era su noche.

Las luces se apagan y llegaba el momento, el saturado foro ovacionó y sin más, comenzó a sonar “Wake Up”. El hecho de que los ingleses estuvieran sobre el escenario, aun no caía en cuenta de algunos, pues la ovación y la emoción seguía aún comenzada la noche.

Lee también:  Porque todos lo pedíamos: Ya hay una colección de "Twin Peaks" en Lego

No es común encontrar una alineación como la suya. Las parejas de hermanos Gannon y Stodart cautivan de una manera bastante emotiva; el ambiente familiar de la banda se siente no solo en canciones como “Forever Lost” o “Love’s a Game” sino a lo largo de todo el set.

CDfAJxeVAAIVgYe

Está de más mencionar la fluidez con la que la que cada uno de los integrantes realiza su aportación al concierto, pero sin lugar a dudas, los movimientos y energía con la que Michele Stodart toca el bajo en cada canción, capta la atención de cualquiera.

No importó si se trataba de la primera o segunda vez que se les veía, la nostalgia se sentía y sin lugar a dudas el goce estaba a su tope.

CDfOoF7UsAAr8DJ

“Why Did You Call?” de su material de 2010 The Runaway, logró emocionar de una manera distinta. La participación de las voces de Michele y Angela ponían un toque armónico que hacía corear al venue completo.

Lee también:  Alguien hizo un super cut de todas las películas de "Harry Potter" al estilo "Boyhood"

Para el final del set y con todo de lleno, “Take a Chance” junto a “Love me Like You” llevaron al recuerdo. Los brazos en alto, algunos bailes y las cientos de voces que sonaban, eran prueba de la paciencia con la que los fans esperaron dicha noche.

CDfRxinUIAAHKuC

Unos cuantos minutos bastaron para retomar la tarima e interpretar un par de canciones más. Nadie quería un fin. A pesar de la hora y media, el público necesitaba más; y para bien, el alegre ritmo de “This Is a Song” cerró junto a la promesa de regresar pronto, siempre y cuando se quiera vivir un recuerdo más.

Compártenos tu opinión:

share on: