“Ultraviolence” el violento encanto vocal de Lana Del Rey

Lana-Del-Rey-Ultraviolence-Deluxe-2014-1200x1200

Por: J. Ismael Canales | @J_Ismael_

 

Después de dos años de ausencia, Elizabeth Woolridge Grant, mejor conocida como Lana Del Rey, ha editado su tercera producción discográfica.

Criticada por sus detractores desde el primer álbum por tener canciones lentas y hasta aburridas (según ellos) Lana del Rey también ha logrado hacerse de un ejército de seguidores de corazón roto a los que la cantante norteamericana ha cautivado con su voz, sus letras y su música. “Ultraviolence” era la oportunidad perfecta de enamorar a los detractores y cautivar más a los fanáticos, por lo tanto Del Rey se centró en mejorar su mayor habilidad, la voz.

La voz de Lana se escucha mejor que nunca, hay temas como ‘The Other Woman’ donde sus grandes vocalizaciones coquetean con la opera, causando una gran cantidad de emociones a los escuchas, los falsetes de ‘Bad Girl’ son memorables y el resto de los temas del disco son llevados perfectamente por la dulce voz de Lana.

Musicalmente hablando, “Ultraviolence” a la primera escucha parece ser un material muy plano, pero no es así, esta placa tiene temas donde la batería es fundamental, creando un ritmo a lo trip hop, los riffs de guitarra son discretos pero efectivos y las apariciones breves de la guitarra acústica son precisas y le dan un aire folk a temas como ‘Brooklyn Baby’ y ‘Florida Kilos’

Lee también:  Descendents, la banda que creció aunque no quería

Otro de los puntos fuertes de este álbum es la producción, se nota la mano de Dan Auerbach al lograr que la voz de Lana tenga un toque “sucio”, no es limpiada ni filtrada para dar ese sonido a lo Britney Spears, Christina Aguilera o cualquier popstar genérica, al contrario, pareciera que Lana estuviera cantando dentro de su habitación, haciendo que su voz suene honesta, lo que escuchamos es lo que hay.

Auerbach también dota al álbum de esos solos emocionantes, desafiantes, fuertes y ruidosos pero musicalmente muy cuidados, a lo que nos tiene acostumbrados con The Black Keys. Podemos escuchar su guitarra hacer llegar al punto cumbre a ‘Shades Of Cool’, llorar al final de ‘Pretty When You Cry’ y darle un toque oscuro a ‘Guns And Roses’, aportando a “Ultraviolence” ligeros matices de rock independiente, creando arreglos bastante agradables.

Lee también:  Esta parodia del video de "Famous" de Kanye West con perritos es lo mejor que verás hoy

“Ultraviolence” es un álbum en el que Lana del Rey nos demuestra que tiene un gran instrumento, la voz, y sabe cómo usarlo a la perfección, al llevarnos por un viaje con toques de  R&B, pop y hasta matices de opera que logran erizarnos la piel y dejarnos llevar por la voz de la intérprete.

Sin embargo, el gran pero de esta placa es la duración de los temas. Las pistas son largas y en ocasiones se vuelven un poco tediosas hasta el final, varios temas podrían prescindir del último minuto y ser grandes piezas, contrastantemente, esta larga duración es la que conserva la métrica completa del álbum, haciéndolo un material sólido, melancólico y con una hermosa voz que acaricia nuestros sentimientos, convirtiéndolo así en un gran disco que logrará conquistar a muchos detractores, comprobando que Lana Del Rey es una realidad en el mundo de la música actual.

Compártenos tu opinión:

share on: