“Un oso mirando al mar”, entrevista con Panda Bear

Entrevista con Panda Bear

Vamos a hablar claro. Noah Lennox es uno de los personajes más influyentes en la historia de la música contemporánea. En sus manos cae la responsabilidad de mucho del sonido que ahora escuchamos con frecuencia: la disolución de sampleos, la creación de atmósferas hipnóticas para quien las escucha y armonías vocales insertadas en medio que se escuchan como  la única conciencia en todo eso. Con Animal Collective ha creado una obra monumental y escucharla completa siempre será un ejercicio que hay que hacer de vez en cuando. Como Panda Bear ha hecho lo propio y, además, conforme el tiempo avanza pone  a prueba nuevas teorías que alimentan el poderío de su música. Es uno de esos genios que no nacen todos los días.

Este año lanzó un nuevo disco y es claro que, hasta el día de hoy, permanece como el mejor disco del año desde que salió. Ahí dentro se puede escuchar mucho del sonido que caracteriza a Noah Lennox y a Panda Bear, también se pueden sentir sus letras en los huesos con la misma intensidad. Es un disco que se disfruta completo, de inicio a fin y sin cortes. Que con cada nueva vuelta ofrece nuevas sorpresas y que dentro de su oscuridad tiene un brillo de luz particular que lo hace algo que vale la pena escuchar más de una vez.

Con el propósito de explorar más ese disco y con el pretexto de su lanzamiento hace unas semanas, tuve la oportunidad de platicar con Lennox –un héroe personal- a distancia. Él en Portugal y yo en México. Mientras sus hijos se escuchaban detrás de él, Lennox habló sobre el disco nuevo, su carrera con AnCo y en solitario, los símbolos en su música, su futuro como músico y varia cosa más. Se puso chido el cotorreo. Así sucedió la conversación.

 

J: Hey Noah!

PB: Hey dude, ¿cómo te va?

J: Bien bien, ¿Cómo vas tú?

PB: Yo estoy bien. Es casi el final del día, todo se está calmando. Voy a salir en la noche con mi mujer a cenar. Estoy emocionado.

J: De lujo. Aquí en México el día apenas comienza

PB: Cool. Buenos días allá entonces.

J: Bien. Vamos a empezar las preguntas

PB: Si, seguro.

J: Acabas de lanzar ‘Panda Bear Meets The Grim Reaper’, ¿Cómo te sientes luego de esto?, es decir, después de las críticas y la respuesta de la gente

PB: Muy bien. Parece que muchas personas se sienten cercanas al disco, lo que está bien. Pero lo primero que sentí cuando el disco salió fue un alivio más que otra cosa. Suena malo, pero es que hicimos mucho con éste, mucho trabajo. El productor (Sonic Boom) casi perdió la cabeza mientras lo hacíamos, pero ambos estamos muy orgullosos del resultado. Debo decirlo, la primera sensación de los dos fue un gran alivio.

J: Debió haberlo sido. Pero valió la pena. La verdad es que todo eso resultó en un gran disco

PB: Gracias dude, es un placer que te guste.

J: Es un disco que es muy personal, es decir, todos los demás también lo son, pero me parece que éste es mucho más. A estas alturas de la vida tienes 35 años, en la ‘middle age’, que le dicen, tus hijos crecen. ¿Cómo te sientes hoy en día como persona, como hombre de familia y como músico?

PB: Me siento bien, me siento en el lugar correcto. Creo que me siento en una especie de equilibrio con todas esas cosas. En un punto en donde me desespero un poco  más que antes, es un sentimiento como de seguridad que todo pueda ser manejado con calma y algo de gracia.

J: Claro. Es algo curioso, ya que en el disco regresas, de alguna manera, al sonido de curiosidad de ‘Person Pitch’ en lugar de seguir con el de crecimiento de ‘Tomboy’. ¿Cómo es eso? ¿Cómo fue que decidiste volver al sampleo que te caracterizaba en el inicio?

PB: Siento que éste disco es algo así como una mezcla entre los dos anteriores. Hay mucha de la pesadez en la que empecé a pensar en el último disco. Siento que éste es todavía más oscuro, pero siento también que la manera en que procesé todo eso fue menos severa y menos seria. No quiero decir menos negativa, pero aquí hay mucha más luz que allá en la manera que presento las experiencias y pensamientos del disco. Así que me parece un giro interesante a comparación del último disco.

J: Hablemos de lleno sobre el nuevo. Se llama ‘Panda Bear Meets The Grim Reaper’ y sabemos que la parca es símbolo de la muerte. Has dicho en otras entrevistas que es sobre eso, pero como una transformación, como el inicio de algo nuevo. Pero hay que preguntar, ¿la muerte de Panda Bear está cerca de nosotros?

PB: No, no lo creo. Digo, si hubiera un momento en el que debería comenzar a utilizar mi nombre real para hacer música, definitivamente es éste. Pero creo que tomaré esa decisión cuando tenga nuevas canciones que presentar o un nuevo disco que mostrar, entonces tendría más sentido. Tengo que decirlo, la verdad no estoy esperando que suceda. Mi intención es seguir usando el apodo, pero voy a esperar a que tenga nuevas cosas que hacer, nuevas cosas que mostrar y ya veremos qué es lo que pasa. Pero no estoy esperando a que suceda, eso debo decirlo.

Lee también:  5 platillos de comida saludable que son muy ricos

J: Eso es algo bueno de escuchar. Antes de este disco lanzaste un ep llamado ‘Mr. Noah’, ¿Es ese ep minuciosamente acerca de tu persona en la vida real? ¿Es un complemento tal cual del disco?

PB: Creo que es un complemento, sí, pero de otra manera. Como si se tratara de la puerta de entrada para todo lo que viene en el disco, o eso es lo que yo esperaba. Se llama así por la canción que viene también en el disco, entonces es esa con unas cuantas canciones extras que al final forman un ep. Es algo de semántica extraña, creo. Pero la canción por sí misma es algo así como una caricatura de mi personalidad. Hablé con una mujer holística hace dos años y medio y en una parte la conversación ella me dijo que podía ver que mi personalidad estaba representada por tres espíritus de animales. Lo dijo de otra manera, pero esa era la idea central.

El principal era un lobo, el segundo era un oso y el tercero un águila. Luego empecé a pensar cómo es que representaban la manera en que yo pensaba en mí mismo, cómo es que mi identidad se conformaba por estos tres animales. Y mientras más lo pensaba, mejor podía asociar características de mi persona con estos tres animales. El resultado de eso fue ‘Mr. Noah’, un ejercicio en el que pensé en mí, en mi persona teniendo como referencia a los tres animales. Y varias cosas que salieron después de eso y dentro de la canción fueron rasgos de los que no me siento orgulloso, ni feliz. Al final creo que toda esa experiencia fue enriquecedora y al mismo tiempo graciosa.

J: Esa es una gran historia. ¿En dónde crees que pueden ser más palpables los espíritus de esos animales? ¿En las melodías, en las letras, en dónde dirías que se representan mejor?

PB: En los versos de la canción. Hay partes en donde se habla de los animales y de cómo se relacionan con mí persona. De hecho, creo que la canción está compuesta por esas tres secciones. También hay otros símbolos que se pueden encontrar a través del disco. Uno de ellos es el estar en el mar, navegando en él, cerca de un territorio encantador; otro es el llanto de varios lobos o el hablar de perros, hay varias veces que eso se puede escuchar. Hay otros más, pero esos son los más grandes. También está el hablar del sentimiento de transformar la persona en algo completamente nuevo, eso se escucha un par de veces. Portugal igual está ahí como una influencia innata. Hay grupos de símbolos también. No puedo decir que fue planeado escribir de esa manera pero al final eso es lo que resultó y no me di cuenta hasta que se terminó el proceso.

J: Es curioso que menciones el mar y la navegación. En toda tu música, como Panda Bear y con Animal Collective, siempre podemos encontrar sampleos de agua corriendo. ¿Qué representa para ti el agua, para tu persona y para tu obra?

PB: Creo que es una sensación como de estar en casa. Es lo que se me viene a la mente ahora. He vivido en cuatro ciudades y todas –excepto una en Pennsylvania- están cerca del agua, del océano. Así que creo que es algo realmente inconsciente, la seguridad del hogar y todas esas cosas que provoca el estar en casa.

J: Eso es bueno. Haz dicho también que en el nuevo disco hay mucho sentido del humor, pero también es una historia mucho más oscura. ¿Cuál es el momento en el que sabes que estás en ese punto medio exacto entre el reír y llorar?

PB: Creo que es cuando la canción no se siente exagerada, cuando no representa ninguna de las dos partes. Cuando baila en medio de esos dos sentimientos o experiencias. Ahí es cuando se sienten, al menos en estas canciones, mucho más poderosas para mí.

J: El disco es personalísimo. Me gustaría saber cuál es la historia específica detrás de él. Mejor aún, si no se hubiera llamado ‘Panda Bear Meets The Grim Reaper’, ¿Cuál sería el título de esa historia que está contada a través del disco?

PB: Por ahí hay una historia acerca de la generalización. Y habla de que en todas las historias mitológicas hay un patrón. En todas ellas el héroe o la heroína pasa por muchas cosas y siempre hay una transformación al final de su experiencia, es algo que se puede notar en la mitología, en las historias de diferentes culturas. La historia casi siempre es la misma. Si no la hubiera llamado ‘Panda Bear Meets The Grim Reaper’ probablemente el título habría sido una referencia a ese arquetipo de historias tradicionales.

Lee también:  Universal Studios y Nintendo están juntos para crear 3 parques de diversión

J: Wow, eso está muy bien. Ahora, ¿Cuál es el futuro de Noah Lennox?, luego de tener una colección bastante extensa con Animal Collective, luego de cumplir el sueño de trabajar con Daft Punk, luego de varios geniales discos de Panda Bear. ¿Qué sigue?

PB: Pensando en un futuro lejano, la verdad es que no tengo idea. En el futuro cercano está el hacer canciones con el resto de Animal Collective, algo que ya empezó como desde hace un par de meses. Así que está eso, grabando para eso, escribiendo para eso, ensayándolo. Meternos al estudio, hacer una gira después. Ese es como el plan más cercano que tengo ahora. Por lo menos de los próximos dos o tres años que siguen.

J: Eso está de lujo. Ojalá pudieran regresar a México con el próximo nuevo disco en alguna parte de esa gira

PB: Dios! En serio que sí dude. Esas dos veces que he estado allá han sido increíbles. Una de ellas tocamos en este festival que está muy lejos de la ciudad y me la pase increíble allá. Los dos conciertos fueron memorables. Creo que hablo por todos cuando digo que, en serio, esperamos regresar muy pronto.

J: Estaría buenísimo. Y en esas dos visitas distintas a nuestro país, ¿Notaste algunas diferencias en la audiencia al tocar como Panda Bear y con Animal Collective?

PB: Sí. Pero creo que es natural. Esas diferencias las encuentro en cualquier lugar en el que vamos –y voy- a tocar. Los conciertos con Panda Bear son más como un ritual, entonces la música que tocó es mucho menos energética de alguna manera. En cambio, los conciertos con Animal Collective, particularmente las canciones de la última gira, son mucho más intensos, con mucha más energía. Así que esos conciertos han sido más agresivos y con más vida. Esa experiencia bivalente también sucedió con los dos conciertos en México.

J: Tienes toda la razón. Hablemos ahora de tu show en vivo. Sabemos que no sólo es la música, sino también las imágenes y sabemos que el responsable, Danny Perez, ya es como parte de Panda Bear también. ¿Cómo es que sucedió eso?

PB: Somos buenos amigos. De hecho, el salir de gira en este punto de mi carrera se ha convertido en la manera en que salgo a cotorrear con mi mejor amigo a otros países. Además de lo admirador que soy de lo que hace, está padrísimo salir con él de gira. Ha formado parte de la evolución del sonido, incluso también del de Animal Collective desde hace como nueve años. Y siento que él saca a  la luz cosas que están escondidas en la música, regularmente es lo más grotesco y oscuro de ella. Él se encarga de llevar todas esas cosas a la superficie de una manera que me parece demasiado cool y que hace que la música sea una experiencia mucho más completa para quien la ve y escucha.

J: ¿Tú piensas en esas imágenes grotescas con anterioridad? Es decir, ¿Cómo es el proceso de trabajo? ¿Tú haces la música y él le pone las imágenes después o lo hacen en conjunto o cómo funciona?

PB: La primera vez que trabajé tal cual con él fue con Person Pitch hace dos discos. Y antes de que trabajara conmigo estaba haciendo cosas con Black Dice, que también es un gran amigo. Lo primero que le pedí fue que hiciera algo completamente diferente de lo que hacía con él porque quería estar separado del trabajo de ellos. Así que se le ocurrió una idea increíble que consiste en hacer lo que yo hago pero con imágenes, una especie de sampleo visual. Así como yo utilizaba sampleos en la música, él hacía lo mismo pero con videos, casi siempre con videos de youtube. Pero videos de esa parte extraña y oscura del internet, él es un heredero de eso, aunque también utilizaba pietajes y demás.

Para estas nuevas canciones le enviaba prácticas o muestras de lo que estaba haciendo y él diseñó las imágenes, como que soñó con ellas y experimentando en su estudio de Los Angeles, lo hizo de nuevo: le dio una experiencia completa a todas esas canciones con imágenes.

J: Claro. Y la verdad que fue una grata experiencia escuchar la música y ver la página de internet. Bastante cool.

PB: Sí, desde luego. Él hizo un trabajo increíble.

J: Los dos lo hicieron

PB: Oh! Gracias dude.

J: Ya para terminar. Hay mucha gente leyendo/escuchando esta entrevista, ¿Qué les dices a todas esas personas en México que siguen tu carrera, que son fans y que están al pendiente?

PB: Gracias, primero que nada. Gracias por poner atención a cualquier cosa que yo haga, realmente lo aprecio mucho. Además de eso, que sigan haciendo lo que están haciendo. Sean seguros. Sean listos. Disfruten sus vidas.

Compártenos tu opinión:

share on: