Una raya más al tigre: The Kills en México, la noche de la antesala